Abdala presentó un proyecto instando al Gobierno de Buenos Aires a vetar la adhesión al protocolo de interrupción legal del embarazo

Sin lugar a dudas, la campaña del diputado Bartolomé Abdala en contra del aborto legal, seguro y gratuito no tiene límites. Ni siquiera geográficos. En junio de 2018 trató de declarar a toda la provincia “provida”, en 2019 basó su campaña a diputado nacional en el slogan “salvemos las 2 vidas” y hoy hizo el ridículo presentando un proyecto instando “al Poder Ejecutivo de la Ciudad de Bs As. al veto de la ley que se adhiere a la ley nacional del protocolo de interrupción legal del embarazo”.

De más está decir que la Cámara de Diputados de la provincia no tiene la más mínima jurisdicción en lo que haga la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Esto fue destacado por múltiples diputados, pero, quizás por la delicada naturaleza del asunto, solo unos pocos se animaron a votar en contra y la mayoría optó por abstenerse.

“No corresponde ni a la Cámara ni a la provincia de San Luis decirle al intendente de la Ciudad, que por algo es autónoma, de Buenos Aires como tienen que legislarse”, dijo Verónica Causi, presidenta del bloque Sanluiseños por el Cambio, que luego votó en contra del proyecto de Abdala.

“Lo han dicho los compañeros diputados que me precedieron en la palabra. Considero que no corresponde instar al Poder Ejecutivo de la Ciudad de Buenos Aires o de otra jurisdicción que no sea la de la provincia de San Luis, porque es la competencia original de esta Cámara de Diputados”, dijo, por su parte, Juan Pablo Funes Bianchi, presidente de Todos Unidos, uno de los bloques que optó por abstenerse.

La perlita del tratamiento de este tema llegó cuando le preguntaron a la diputada Norma Moreno, del bloque San Luis Unido, por su voto. La diputaba estaba siguiendo la sesión desde la virtualidad y, cuando le consultaron por su voto, respondió “afirmativo”. Cinco segundos después agregó, aparentemente susurrando a alguien en su casa y no conciente de que no estaba silenciado su micrófono, un “¡a la mierda!”.

El otro diputado que no entiende la jurisdicción de la Cámara de Diputados de San Luis fue Ricardo Javier Giménez, del bloque UCR Arturo Illia, quien votó a favor del proyecto de Abdala.

En total, el proyecto fue rechazado por 5 votos negativos, 3 afirmativos y 32 abstenciones.

Categorías: Noticias