1 año de la muerte de Magalí Morales: protesta frente a la comisaría de Santa Rosa

Foto cortesía Ningunas Santas.

Este lunes se cumplió un año de la muerte de Magalí Morales (39) y se realizó una protesta frente a la comisaría 25 de Santa Rosa donde la mujer perdió la vida. Morales había sido detenida por transitar cuando no le correspondía por su terminación de DNI. Fue alojada en al calabozo de la comisaría y murió por asfixia por ahogamiento. En el cuello tenía el cordón de su buzo.

Sin imputados ni procesados. Nadie se suicida en una comisaría”, es una de las consignas de la protesta que protagonizaron en Santa Rosa más de 20 mujeres. Tanto desde la familia de Magalí como de asociaciones feministas se afirma que la muerte de la mujer fue un femicidio.

Mi hermana no se mató, la mataron”, fue lo que dijo Andrea Morales en una entrevista el año pasado a Página 12. “Mi hermana ha sido asesinada por la fuerza, la mató la policía, ella amaba la vida”, expresó en otro pasaje de la entrevista.

Desde hace meses, mujeres que se autoconvocaron se manifestaron públicamente. En las protestas cantaron: “Nadie se suicida en una comisaría, a Magalí Morales la mató la policía”.

Por su parte, el defensor oficial del Juzgado Multifuero, José Francisco Pérez, sostiene que la muerte fue un suicidio. “Otra cuestión, que me lleva a mí a no dudar que ha sucedido un suicidio y no ha sido una muerte violenta ni ha habido abuso sexual como lo dicen los abogados del particular damnificado, es que el informe psicológico de la psicóloga del Hospital de Santa Rosa nos ha informado que la señora Morales en sus sesiones le fue relatando una sucesión de hechos traumáticos concomitantes con este hecho (el supuesto suicidio)”, fue lo que expresó Pérez en agosto de 2020.

Al cuerpo de Magalí se le realizó una segunda autopsia por pedido de su familia. La segunda reveló que en la primera autopsia se omitieron describir miembros inferiores, superiores, en la cara, en la pelvis izquierda.

El dato revelador de la segunda autopsia fue que “en el cuello faltaban los músculos esternocleidomastoideos (los del costado), que son los que se marcan cuando hay comprensión extrínseca, faltan carótidas, faltan paquetes vasculonerviosos. No desaparecieron por efecto de la putrefacción”, manifestó la perito de parte, la médica Vanina Elizondo en declaraciones a La Gaceta Digital en agosto de 2020.

A mediados de marzo de este año, el defensor oficial solicitó el archivo de la causa debido a la “inexistencia de pruebas y motivos que profundicen la investigación”. El juez de la causa deberá resolver si hace lugar al pedido de archivo o la causa sigue su curso.

Categorías: Noticias