Además, la causa tuvo un cambio de carátula.

El día de ayer, la jueza de Instrucción N° 1, Mirtha Esley, le dictó, provisoriamente, la prisión preventiva a Alejandro Barroso (20), el remisero acusado de intentar violar a una joven de 19 años, quien, por su parte, se defendió mordiéndole la oreja.

“No estoy de acuerdo respecto a la decisión de la magistrado. Vamos a presentar una excarcelación y estoy merituando presentar la apelación. Lo que pasa es que si yo apelo, se suspenden las testimoniales”, sostuvo Javier Rezzano (foto), abogado de Barroso, quien también se manifestó en contra del cambio de carátula de la causa, la cual pasó de abuso simple a tentativa de violación.

“Ellos se conocían, se encontraron ahí y después hubo una pelea porque los dos están golpeados. Está bien, se puede entender lo que ha entendido la jueza, que fue un intento de violación y fue una defensa, pero ese no es el caso”, sostuvo el letrado, detallando que su cliente presenta, además de la famosa mordedura, signos de una trompada y arañazos. “Ha habido un forcejeo”, concluyó.