“Nosotros no mezclamos con la campaña política. ¿Sabe cuál es la diferencia? Los únicos que vamos a cumplir somos nosotros, todo lo demás son promesas”, sostuvo el jefe de Gabinete, Claudio Poggi, durante la conferencia de prensa, pero nadie le creyó. “Lo de Alicia Lemme vino atado a la deuda que tiene la Nación con la provincia de San Luis. Vamos a resignar partidas presupuestarias propias para afrontar las viviendas”, agregó el funcionario, cuando la prensa le recordó la promesa de campaña no cumplida más famosa de la historia de la provincia.

Además de lo inesperado del anuncio, el cual de por sí implica que el Gobierno reconoce que hay una suerte de déficit habitacional en San Luis, sorprendió que Poggi, a cargo de la reunión porque Rodríguez Saá se fue, siguiera sosteniendo que “la estadística es que hay una casa por cada 3 puntanos”, lo cual es un “record de éxito en la Argentina”.

“Vamos a segmentar el tipo de demanda que, obviamente, surge por el crecimiento poblacional que ha tenido San Luis entre familias numerosas, mamás solas, jóvenes, adultos, etc. etc., como siempre lo hemos hecho”, reconoció el jefe de Gabinete más adelante, cuando ya era insostenible lo de “una casa por cada 3 puntanos”.

Y a pesar de que el Gobierno insista en que este bienvenido anuncio le da “continuidad al exitoso plan de vivienda social que la provincia llevó adelante e implicó que la mitad de la población de la provincia viva en viviendas construidas por el estado con cuotas sumamente accesibles”, cabe recordar que en los últimos 8 años, prácticamente las dos gestiones de Alberto Rodríguez Saá, tan solo se construyeron unas 7 mil viviendas, lo que nos ubica en el 19° puesto a nivel nacional por ese periodo.

Según el jefe de Gabinete, esta nueva encarnación del plan de viviendas sociales ha surgido de lo que ven en las giras, “y del recorrido que está haciendo el Ministerio de Hacienda y el equipo de Gobierno”. “Este es un ítem que la gente está pidiendo”, reconoció, por su parte, el ministro de Hacienda, José María Emer.

Una curiosa modalidad

De acuerdo a Poggi y a la ministra del Progreso, Natalia Zavala Chacur, este nuevo plan comenzará con una serie de reuniones con quienes le hayan hecho al Gobierno planteos por escrito al Gobierno. “Vamos a recopilar todos los planteos que nos han llegado por escrito y en forma ordenada nos vamos a ir reuniendo con los interesados en planes de vivienda. Seguramente, haremos una reunión por segmento, por tipo de población, en función a su situación familiar”, explicó Poggi.

Estas reuniones, que podrían comenzar tan pronto como el lunes que viene, también se llevarán a cabo en el marco de la elaboración del presupuesto 2012 y del plurianual. Durante las mismas se “van a presentar el formato tipo de vivienda y las características particulares que va a llevar este plan”.

Otro punto que los funcionarios gubernamentales dejaron bien en claro que este plan no truncará la construcción de las casas de Inclusión Social, médicos y/o docentes.