“Nosotros lamentamos que la Provincia se haya perdido dos cupos de 6.000 viviendas en los últimos años”, expresó el asesor de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Nación, Gabriel Barotanyi.

Desde el Gobierno se dijo, a través de distintos funcionarios en incontables ocasiones, que la Nación le adeuda a San Luis 6.000 viviendas sociales correspondientes al Plan Federal I y II.

“Nosotros no le debemos dinero a la Provincia, no repartimos dinero, pagamos proyectos. Del año 2003 a la fecha, apenas presentó la Provincia 439 viviendas, de las cuales hay un proyecto de 100 viviendas que está caído. Nosotros ya hemos pagado el anticipo financiero y estamos intimando porque no sabemos cuál fue el destino de ese dinero”, explicó el funcionario nacional.

A fines de abril, La Gaceta publicó que, de acuerdo a un informe de la Subsecretaría de Desarrollo y Vivienda de la Nación, hasta el 31 de diciembre del año pasado, en San Luis se construirán 110 viviendas, las cuales todavía no se han terminado. La cifra es la menor con relación al resto del país, con excepción a Chubut.  Por otra parte, la Provincia es la segunda con menor cantidad de viviendas en ejecución, con un número de 766.

El informe del Gobierno Nacional, que abarca las viviendas construidas entre mayo de 2003 y diciembre de 2010, muestra que San Luis continúa como la decimonovena provincia con relación a la cantidad de viviendas terminadas. El período señalado prácticamente comprende los dos mandatos como gobernador de Alberto Rodríguez Saá, quien asumió el cargo por primera vez el 10 de diciembre de 2003. 

Por otra parte, como parte de la campaña política para posicionarse en la carrera para la gobernación, Claudio Poggi, anunció, en calidad de jefe de Gabinete, la construcción de 224 viviendas sociales.