Todos los detalles de la esperada asunción.

El pasado sábado, minutos después del mediodía, Enrique Ponce asumió como Intendente de la ciudad de San Luis en el Concejo Deliberante. Una hora más tarde, en la Municipalidad, se realizó el traspaso de poder y el nuevo Ejecutivo municipal puso en funciones a su Gabinete. Una vez más, el municipio es opositor a los Rodríguez Saá y sus allegados.

“Sabemos hacia adonde vamos y sabemos hacia donde no queremos ir o volver. Hay que conciliar a la política con los ciudadanos que aún no creen en ella. Y eso se logrará cuando los políticos reprendemos, con cada acto de gobierno, cada promesa electoral que hayamos realizado en campaña”, fue una de las primeras cosas que el flamante intendente dijo en el extenso discurso que dio en el Concejo Deliberante.

“En nuestra gestión, el Estado municipal cobra un papel principal. No se trata de colisionar con los intereses privados, ni mucho menos, sino que se trata de llegar, a través del Estado, allí donde se necesita llegar porque el mercado o la actividad privada no llega”, agregó Ponce, quien luego, en referencia a la continuidad de los actuales empleados municipales, prometió que se analizará “contrato por contrato” y se buscarán “los medios necesarios para que no haya trabajadores en situación de precariedad laboral, sin cobertura social, ni aportes a la previsión social”.

“La lucha que emprenderemos contra la corrupción será implacable. Este combate será una tarea conjunto del Poder Ejecutivo municipal, del Concejo Deliberante y del Tribunal Municipal de Faltas”, dijo en otro segmento de su discurso, el cual también repasó las principales promesas de su campaña, como la creación de centros integradores municipales, de salud, culturales, escuelas de oficios, una nueva peatonal y varias semipeatonales.

Ya hacia el final de su discurso en la legislatura municipal, Ponce enumeró las falencias de gestiones anterior que él piensa corregir, como la existencia de cientos de calles sin asfalto, una red colectora de agua cloacal colapsada y obsoleta, la necesidad de desagües pluviales y de nueva planta de tratamiento de residuos cloacales, al igual que la puesta en valor del sistema de provisión y tratamiento de agua potable.

Finalizado su primer discurso oficial, el Intendente capitalino se dirigió a pié, acompañado por una gran cantidad de sus seguidores, hacia la Municipalidad, donde, en el que será su despacho, la intendenta saliente, Alicia Lemme, lo esperaba para realizar el traspaso de poder. Al final de esta nota podrá encontrar un video de las breves palabras que Lemme y Ponce dijeron tras el traspaso.

Acto seguido, el nuevo Intendente de San Luis se dirigió al calurosísimo Salón de Situación municipal, donde puso en funciones a su Gabinete y dio un nuevo discurso, esta vez más relajado, informal y centrado a agradecer a quienes lo apoyaron en su campaña, a sus funcionarios y a la prensa independiente en general. “No va a ser el equipo definitivo, porque vamos a reformular toda la ingeniería administrativa del municipio para que, a partir de marzo, podamos tener mayor pontencialidad y eficiencia en la gestión de nuestras políticas públicas”, dijo el intendente sobre su equipo de colaboradores.

“Nuestro modelo de gestión municipal va a ser aquel que no va a salir a diferenciarse para confrontar, sino que va a ser aquel que va a salir a diferenciarse, a través de los vecinos, para mostrar que nuestra concepción y nuestro modelo de gestión, con las iglesias, con los clubes, con las instituciones, harán de un municipio presente, activo y promotor de las reparaciones de los derechos que aún los vecinos en mayor situación de vulnerabilidad siguen pareciendo en nuestra querida ciudad”, fueron algunas de las palabras que Ponce dio en su
nuevo lugar de trabajo.


Zulema Rodríguez Saá le toma juramento a Ponce en el Concejo Deliberante.

Enrique Ponce da su primer discurso como intendente.

Una caravana acompañó al Intendente hasta la Municipalidad.

Ponce y Lemme segundos antes de firmar el traspaso.

Alicia Lemme firma el traspaso.

Ponce y su Gabinete.