“Hay una abogada que ha hecho una serie de denuncias ridículas sin fundamento. Yo necesito que esto se aclare porque esta persona tendrá que responder civil y penalmente porque yo necesito un resarcimiento por las injurias que ha dicho. Ellos (NEC) también van a tener que responder civil y penalmente, también necesito un resarcimiento por todas estas penurias que he tenido que pasar”, comentó Bañuelos.

A fines del mes pasado, la Cámara del Crimen N° 1 resolvió desarchivar el expediente de NEC, apartó de la causa a Mirtha Esley, titular del Juzgado de Instrucción N°1, ordenó que se profundice la investigación y se llame a indagatoria a Bañuelos.

“Esto es una denuncia falsa, los de NEC saben que es una denuncia falsa, la juez de primera instancia dijo que acá no hay delito, la fiscal de Cámara ha dicho que no hay delito”, sentenció la ex ministra del Progreso.

Carlos Salomón, abogado de Bañuelos, volvió a calificar a la resolución de la Cámara de arbitraria argumentando que se omitieron fundamentos y “le impidió el ejercicio del derecho de defensa en el juicio. No tuvo en consideración los argumentos de ninguna de las partes”.

El año pasado, la abogada Saá, habló de la causa contra IR Comunicaciones y Bañuelos. De acuerdo a la letrada, hubo una “serie de irregularidades que tienen que ver con malversación, sustracción directa de materiales de propiedad del Estado para ser comercializados en la provincia de Córdoba”, según manifestó a La Gaceta en diciembre pasado. Para la abogada, la ex rectora está involucrada por falta de control.