Por años, los comerciantes acusaron a los vendedores callejeros de competencia desleal porque no pagan alquiler ni tampoco impuestos, mientras que los peatones se molestan porque ocupan lugar en la vereda afectando el paso de las personas.

“Estamos buscando una solución que contenga la situación laboral de ellos y también la situación del transeúnte y del comerciante que se ven perjudicados ante la invasión. Lo que nos ha transmitido el intendente es que esta situación es insostenible y es lo que le hemos transmitido a ellos”, manifestó Francisco Petrino, subsecretario de Gestión Pública.

El funcionario comentó que se manejan varias alternativas para darle solución definitiva al problema de los vendedores ambulantes. Una de ellas es formar una cooperativa, ayudarlos con el alquiler, instalar un nuevo paseo de compras.

“Hemos hecho una comisión en la cual vamos a solicitar el lugar de la Terminal vieja para nos construyan unos stands para poder desarrollar lo nuestro, siempre con mercadería legal. Vamos a continuar trabajando nos digan sí o no, hasta vender lo nuestro, vamos a defender nuestro lugar de trabajo”, prometió Franco Villegas, uno de los representantes de los vendedores.

El Municipio otorgó un permiso por 10 días para que los vendedores callejeros  se trasladen a la avenida Illía, sobre la vereda del Correo Central.