El proyecto afectaría a institutos de Inglés, academias de baile y escuelas de cocina, entre otros.

Esta semana se presentó en la Cámara de Senadores un proyecto que busca regular la actividades de los centros de educación no formal, como los institutos de Inglés o escuelas de cocina. En la oportunidad, la jueza Estela Inés Bustos, miembro del Consejo Académico del Instituto de Capacitación e Investigación del Poder Judicial de San Luis, y el ingeniero Edgardo Di Marco, gerente administrativo de Target English Solutions, presentaron la mencionada propuesta educativa, cuyo carácter es participativo, integrativo e inclusivo a los fines de satisfacer necesidades o nuevas demandas educativas, culturales, recreativas, complementarias a la educación formal.

“Entiéndase por educación no formal a toda actividad pedagógica participativa, integrativa e inclusiva para satisfacer nuevas demandas educativas, culturales y recreativas, como por ejemplo aprender idiomas extranjeros, danzas y gastronomía, entre otras”, especifico Bustos.

Asimismo, la jueza resaltó la implicancia directa en materia de responsabilidad civil, para que los establecimientos educativos formales y no formales cumplan las disposiciones del Código Civil, que comenzará a regir en el próximo mes de agosto.

“La educación no formal, es una modalidad educativa que comprende todas las prácticas y procesos que se desprenden de la participación de las personas en grupos sociales estructurados, deliberadamente educativos, pero cuya estructura institucional no certifica para los ciclos escolarizados avalados por el Estado”, explicó, por su parte, Di Marco.

“Es bueno que el Estado esté presente fomentando la educación no formal pero también ejerciendo el contralor y fiscalización de la misma, como autoridad de aplicación de esta ley, una vez que se trate y apruebe en el Congreso Provincial”, comentó el ministro de Educación, Marcelo Sosa, manifestando el apoyo del Gobierno a esta iniciativa que tomará estado legislativo la semana que viene.