“El ex gobernador de San Luis es quizá uno de los casos más paradigmáticos: como la ley de jubilaciones y pensiones no establece un tiempo mínimo de permanencia en el cargo para tramitar la asignación, luego de haber ocupado la presidencia por siete días, el hoy senador nacional cobra una pensión de $ 158.334”, dice La Nación.

Además de los $158.334 mensuales que se le pagan el senador nacional, se le abonó un saldo a agosto de 2007. “Se le aplicó la prescripción de cinco años desde la petición de la pensión”, según la Comisión Nacional de Pensiones.

Por su parte, Menem es quien tiene la pensión más elevada con $ 178.000, seguido por De la Rúa con $ 176.443.