Caso Marilyn Cejas: “Celi esté siendo condenado sin haber tenido una sentencia”

En julio se cumplen 10 años de la muerte de Marilyn Cejas (24) y quien por entonces era si novio, el ex policía Roberto Celi, está procesado acusado de tentativa de homicidio por el uso de arma reglamentaria. La abogada de Celi sigue sosteniendo la inocencia de su cliente y afirma que tiene una condena social.

“Existe una presunción de culpabilidad y no de inocencia. Nuestra Constitución establece que somos inocentes hasta que se demuestre lo contrario. Acá la condena social y todos los hechos que están sucediendo hacen que Roberto Celi esté siendo condenado sin haber tenido una sentencia. La condena social es demasiado grande”, manifestó la abogada Sandra López Correa a la prensa local.

Celi estaba en pareja con Cejas al momento de la muerte de la joven. La causa inicialmente fue caratulada como un suicidio y la versión oficial por aquellos días indicaba que Marilyn se quitó la vida porque descubrió, al encontrar una foto, que Celi tenía una relación con otra mujer.

Desde el primer momento, la familia de la joven no creyó que se tratara de un suicidio y desde 2012 viene reclamando se trató de un asesinato. Se descartaba que fuera un suicidio porque Cejas era diestra y el disparo fue en la sien izquierda. Es lógico pensar que alguien no manipularía un arma con la mano menos hábil.

El ex juez Jorge Sabaini Zapata pasó la causa a archivo en 2014, pero en junio 2021, la ex jueza Virginia Palacios cambió la carátula e imputó a Celi.

Este medio preguntó a la abogada del acusado por qué se cambió la carátula. “Por una cuestión de presión social muy grande por parte de la madre (de Marilyn).”, respondió.

Otra pregunta que se le hizo cuáles son las pruebas que implicaron a Celi. La abogada mencionó que hay una serie de “contradicciones de dichos y de hechos” y que se ordenó la realización de nuevas pericias criminalísticas, psiquiátricas porque las anteriores “eran bastante subjetivas”.

La Gaceta preguntó a López Correa dónde estaba Celi cuando murió Marilyn. “Mi defendido estaba en el departamento de esta señorita con su niño más chiquito. Ella se había ido al departamento de Roberto. Ambos departamentos quedaban en extremos opuestos de la ciudad. Él acude con testigos. Cuando él llega, ya estaba muerta”, fue la respuesta.

“No descartamos el suicidio o el homicidio. Lo que sí descaramos es que haya sido cometido por nuestro defendido. El juez no se ha expedido y está reevaluando todas las pruebas”, afirmó la abogada.

López Correa manifestó que Marilyn se podría haber disparado. “Uno puede ser diestro para algunas cosas y ambidiestro para otras. Más cuando te estás comunicando con un celular. Lo que agarrás primero es el celular con la mano que usás frecuentemente con la otra vas a usar un arma, una lapicera. Generalmente es así, es instintivo”, aseguró.

¿Alguien manipularía un arma con la mano menos hábil?

La abogada relató que años atrás, Celi rehízo su vida en San Rafael, Mendoza, pero con el cambio de carátula tuvo que radicarse en San Luis “sin trabajo, estigmatizado y encarcelado en su propia casa”.