“Creo que está más que claro que son transfóbicos”

El pasado viernes, Carla Heredia, una mujer trans, se subió a una antena de telefonía y amenazó con suicidarse por haber sido despedida de su trabajo en la Municipalidad de San Luis. Este lunes, Carla fue a la Municipalidad, para reclamar que, aunque sea, le paguen los días trabajados hasta el 31 de enero.

En primer lugar, aseguró que hace 5 años que trabajaba en la Municipalidad. “Empecé como ayuda económica, con la gestión de Tamayo. Pasé a contrato y después, por la antigüedad, por los años que una lleva, pasé a planta permanente. Yo empecé con esto de la pandemia saliendo a la calle cuando no habían vacunas, tratando de ayudar a la gente que menos tenía. Incluyendo, el colectivo travesti-trans, que no podíamos salir a trabajar a la calle. Y quiero que quede claro que después, a través de esa labor, hacen mi pase a funcionaria de la Secretaría de la Mujer. O sea que yo tenía una licencia por cargo de mayor jerarquía”, contó Carla.

Al terminar su licencia cuando concluyó la gestión provincial de Rodríguez Saá, Heredia regresó a la Municipalidad, al área de Coordinación de Medios, pero le sacaron la planta permanente y la despiden el 16 de enero. Según contó, fue sin notificación alguna, al punto de que fue a trabajar hasta el 31 de enero. Se enteró de su despido cuando cobró la mitad de sus haberes a fines de enero, sabiendo que ese mes la Municipalidad no desdobló el pago. “Voy a Recursos Humanos, aquí de la Municipalidad, y ahí sí se me notifica por palabra, no por carta de documento, de que estoy despedida el 16 de enero”, relató.

“Yo soy una persona trans. Nosotras venimos de una lucha muy cruel. Nosotras siempre hemos estado privadas de ir al colegio por nuestra condición; de poder ir al hospital, o sea que se nos niega el derecho a la educación, a la salud, al trabajo. Entonces, una vez que uno está insertado en la sociedad, ya la cosa cambia. Siempre digo, el trabajo dignifica. Entonces, lo que me llevó a tomar esa decisión es que yo me sentí vulnerada. Soy una mujer trans sobreviviente. Tengo 41 años cuando nuestra expectativa de vida es de 35 a 40. Entonces, ¿uno qué siente? En ese momento se vuelve a un ‘revival’ a la época donde no teníamos derechos, a la época donde nos pisoteaban, a la época donde no teníamos derechos y no éramos nada para nadie. Entonces, eso es lo que siento que está haciendo esta gestión. Está vulnerando mis derechos como persona del colectivo”, dijo con respecto a lo ocurrido el pasado viernes.

Carla agregó que es imposible conseguir trabajo en el sector privado “porque la discriminación sigue en la sociedad”, mientras desde la Municipalidad “están dando este ejemplo de que las personas trans no tienen derechos”. “La inserción que habíamos logrado a nuestro colectivo, esta gente la está deshaciendo. Y es ahí donde yo tomo esta decisión, porque a mí me vuelven esos recuerdos de cuando no teníamos derechos, no teníamos dónde reclamar. Me hizo sentirme de vuelta vulnerable. Yo creo que acá hay una transfobia, ¿entendés? Acá me parece que tenemos una homofobia de parte de esta gente”, dijo la mujer trans.

Carla aseguró que se bajó de la antena porque le prometieron que la iba a recibir el intendente, Gastón Hissa, pero que eso no se cumplió y fue recibida por los responsables del área de Medios de la Municipalidad, Sebastián Arce y Virginia Soloa. “Creo que está más que claro que son transfóbicos. Son gente que no acepta que la gente del colectivo tenemos la capacidad para trabajar en cualquier puesto de trabajo”, dijo la mujer trans.

“La única solución que ellos dicen que me dan es que me van a pagar esos 15 días que ellos me hicieron trabajar, que me tomaron el pelo y me hicieron trabajar. Entonces yo ahora vengo a ver cuál es la fecha y a decirle a la señora Virginia Soloa que tenga un poquito más de empatía con la gente del colectivo y a pedirle un poco de ayuda social. Porque la verdad yo no tengo para comer hoy día, yo tengo hoy día que ir a afrontar a la señora de la inmobiliaria porque hace 18 días debería haber pagado el alquiler. Necesito que esta gente me dé una solución o que me paguen mis 15 días para yo poder solucionar mis problemas”,