Ampliación de la Corte Suprema: Adolfo votó a favor, Catalfamo y González Riollo en contra

En la noche del jueves obtuvo la media sanción el proyecto del oficialismo nacional para ampliar a 15 los miembros de la Corte Suprema de Justicia con una ajustada votación de 36 votos positivos contra 33 negativos. Los senadores que representan a San Luis votaron de manera diversa, ya que Adolfó Rodríguez Saá votó a favor de la iniciativa, mientras que Eugenia Catalfamo y Gabriela González Riollo lo hicieron en contra.

Es importante mencionar que el proyecto original que impulsó el oficialismo nacional era ampliar la Corte Suprema a 25 integrantes, pero se modificó para que sean 15.

En la lista de oradores, en la sesión, los senadores sanluiseños hablaron en el recinto en el siguiente orden: González Riollo, Catalfamo y Rodríguez Saá.

Debajo está parte de la alocución que hizo cada legislador en la sesión:

González Riollo

“Estamos hablando de ampliar la Corte Suprema de Justicia de la Nación llevándola a una composición de 25 o 15 miembros apelando al federalismo. ¿Quién puede estar en contra del federalismo? ¿De la representación de las provincias en los espacios de toma de decisión? ¿De la equidad de género en la
Justicia? Por supuesto que estoy a favor, pero lo que estamos discutiendo hoy nada tiene que ver con ninguna de estas cuestiones, sino todo lo contrario. El federalismo no tiene que ver con más jueces que integren la Corte Suprema. El federalismo lo representamos nosotros en esta casa, en este cuerpo, como representantes de cada una de las provincias de nuestro país. La representación de las provincias, como entes en el régimen federal, forma parte del proceso de formación y sanción de las leyes, no del proceso judicial. Y es desde este lugar de donde tenemos que velar por la independencia de poderes y hacerla respetar”.

“Ceo que esta reforma afecta la independencia del Poder Judicial, y afectar la independencia del Poder Judicial es afectar la división de poderes; afectar la división de poderes es afectar la República, el Estado de derecho. La Justicia tiene que ser justa, con jueces independientes, imparciales y valientes para ejercer esa independencia y el poder político no debe entrometerse. Mientras más nos metemos a hacer creatividades con el funcionamiento, menos republicanos somos. O miren en mi provincia, en San Luis, donde pasa todo lo que no tiene que pasar en el funcionamiento de la Justicia. Tenemos un gobernador que está muy preocupado porque salga este proyecto que él mismo impulsó desde su espacio político, el kirchnerismo – espacio al que pertenece–, pero, mientras tanto, en la provincia, el Poder Ejecutivo avanza sobre la Justicia. Un claro ejemplo fue el intento de designar al vicegobernador en ejercicio como miembro del Tribunal Superior de Justicia. Esto sucedió hace unos pocos meses”.

“Tenemos una Justicia lenta y antigua. Necesitamos darle herramientas para que mejore su funcionamiento, tecnología para modernizarse y leyes procesales que aceleren las causas. No necesitamos seguir creando estructuras que generen más gasto público sin poder hacer más eficiente lo que hoy ya existe”.

Catalfamo

“Para responder, si se quiere, o para aportar a lo que dijo la senadora preopinante por mi provincia de San Luis, quiero decir que sí, yo respondo a un modelo provincial dirigido por el gobernador de mi provincia Alberto Rodríguez Saá, que es peronista –que no es kirchnerista, que es peronista– y que, por supuesto, formamos parte de un frente sumamente diverso, que es el Frente de Todos”.

“Pero como este discurso se viene repitiendo tanto en los medios amarillistas de la provincia que responden al diputado nacional Claudio Poggi – de hecho, quienes manejan esos medios de comunicación son asesores de la senadora preopinante–, me parecía que estaba bueno poder dejar en claro esta situación. Porque, si no, siempre parece que somos los senadores K, los diputados K, y la verdad es que nosotros lo que bancamos, lo que queremos y lo que amamos es al peronismo, que existe desde hace muchísimo tiempo antes que el kirchnerismo, en particular”.

“Firmamos y le dimos dictamen al proyecto, que incluía a 25 miembros en la Corte Suprema de Justicia de la Nación. ¿Por qué 25 miembros? Porque significaba la representación de cada una de las provincias argentinas más la Ciudad Autónoma de Buenos Aires más el gobierno federal, lo cual es histórico. Hablamos no solamente de federalismo en el puro sentido de la palabra, sino también de igualdad, de que por fin cada provincia podía tener a su representante en la Corte Suprema de Justicia. Ahora, este dictamen va a ser modificado. Se va a bajar ese número a 15 miembros. Aparentemente, se va a dividir en regiones, aunque no está especificado en el dictamen. Pero hay un compromiso de que se divida en regiones. Lo que no entiendo muy bien es qué región va estar más representada que otras. Porque si son 15 miembros y hay 6 regiones, alguna región va a estar mucho más representada que otra”.

“Por más de que seamos una provincia muy pequeña, creo que nos merecemos una representación en la Corte Suprema como cualquier otra provincia argentina. La verdad es que yo no estoy dispuesta a deslegitimar la palabra de los gobernadores y las gobernadoras que vinieron a esta casa. Más de una decena de gobernadores estuvieron a favor de este proyecto de 25 miembros. No estoy dispuesta a deslegitimar nuestra propia palabra cuando firmamos ese dictamen. Y porque tengo mis convicciones sumamente firmes es que creo que nos estamos perdiendo una oportunidad histórica para generar una Corte Suprema de Justicia que, verdaderamente, represente a toda la Nación Argentina sin distinciones”.

Rodríguez Saá

“Va a ser saludable para la vida nacional que se incorporen 4, 5, 6, 7 mujeres. Si son 15 –como propone el dictamen y que, seguramente, vamos a aprobar–, por lo menos tienen que ser 7 de un género y 8 de otro. Si tiene supremacía la mujer o el hombre, bueno, ahí vamos a estar en otra discusión; pero pienso yo que ya tenemos un avance enorme, una posibilidad enorme. El decreto no es suficiente; por eso, tenemos que ponerlo en la ley. Pienso, también, en la representación federal”.

“Buscar un poder más equilibrado, es un paso; esto es un paso en la búsqueda de un Poder Judicial más independiente. Quien quiera ver en esto como un atropello, se equivoca. Porque, además, el sistema republicano requiere de una sanción en Diputados que, como bien lo han dicho, es bien dificultosa, porque solamente se puede obtener la mayoría haciendo acuerdos. Y, luego, la designación de los integrantes –en el supuesto de que se modificara la ley– requiere del acuerdo de dos tercios del Senado. Entonces, está suficientemente garantizado el cumplimiento de la Constitución y el respeto a los tres poderes del Estado”.

Categorías: Noticias