Bazla explicó de qué se trata la Secretaría de Ética Pública y Control de Gestión a su cargo

En una entrevista exclusiva, Ricardo Bazla, recién nombrado Secretario de Estado de Ética Pública y Control de Gestión en la provincia de San Luis, compartió detalles sobre las funciones y objetivos de esta nueva secretaría. “Es la primera vez que existe en la provincia de San Luis una Secretaría de Ética Pública y de Control de Gestión”, dijo Bazla, quien remarcó que esta iniciativa demuestra un “compromiso claro con la transparencia y la ética en la gestión gubernamental”. El flamante funcionario también aclaró que “esta Secretaría ejerce su competencia respecto de la totalidad de los ministerios y de la totalidad de los entes descentralizados y de las sociedades del Estado”.

“Hasta hace un tiempo existía un programa de control de gestión que dependía de la Secretaría General, pero que en definitiva nunca funcionó, porque hasta pudimos verificar que nunca fue designado ningún funcionario en esa área. De modo que esto pone en manifiesto que el gobernador saliente no tenía mucho interés en efectuar control de gestión o en la aplicación de normas éticas para sus funcionarios”, agregó.

En primer lugar, Bazla explicó que la Secretaría está compuesta por cuatro direcciones: Legalidad y Ética Pública, Auditoría y Control, Sumarios Administrativos y Parque Automotor. “Es una estructura chica, cuatro direcciones y cuatro subdirecciones, y una delegación en Villa Mercedes”, detalló.

En cuanto a sus primeras acciones, Bazla explicó que están enfocadas en la transición, ya que no hubo un proceso formal de traspaso de gobierno. “Estamos llevando a cabo esa transición, entre comillas, con el diálogo fluido con los empleados de la Administración Pública”, afirmó el secretario, señalando que entre los primeros objetivos se encuentra “conocer qué cantidad de vehículos tiene el Parque Automotor de la provincia”, especialmente en los ministerios de Seguridad y Salud; y también determinar si se han producido robos de bienes del Estado por parte de funcionarios salientes. “Hay muchas informaciones que nos están llegando sobre destinos inciertos de equipos de aire acondicionado, de computadoras, de generadores de electricidad”, mencionó.

Bazla explicó que la Secretaría tiene la responsabilidad de investigar las conductas administrativas de los funcionarios y agentes de la Administración Pública a través del control de gestión y la auditoría interna. En cuanto al enfoque en ética pública, el secretario afirmó que el gobernador Poggi lo instruyó para trabajar en la aplicación de normas éticas para lograr un buen gobierno. “La ética pública consiste en un conjunto de normas deseables para un buen gobierno”, declaró Bazla, quien agregó que esta es “la segunda Secretaría de Ética Pública que hay en la República Argentina”.

El Secretario resaltó que la Secretaría se manejará a través de “recomendaciones preventivas”, realizando estudios para aconsejar a cada ministerio sobre el seguimiento de los planes de gobierno. Este domingo, cuando se realizó la primera reunión de Gabinete, Bazla hizo entrega de “las primeras recomendaciones” al resto de los secretarios y ministros.

“Por ejemplo, si el Gobierno dispone de la entrega de 5.000 escrituras en el término de seis meses y a los cuatro meses solamente está todo listo para 1.000 escrituras, algo está pasando y algo hay que corregir”, explicó Bazla, quien agregó que “hacer un seguimiento sobre qué ha ocurrido con determinados procesos licitatorios” y “conocer el destino de los bienes del Estado” también son parte de las responsabilidades.

Asimismo, Bazla dejó en claro que, en caso de hallar irregularidades graves, se podrían iniciar acciones judiciales: “Si hay semiplena prueba de la probable comisión de un delito, eso en su momento puede trasladarse a la Fiscalía de Estado para que inicie las acciones judiciales que correspondan”.

Otros objetivos de transparencia de esta gestión serán la modernización del Boletín Oficial, creando una versión digital en la que la información deseada sea fácil de encontrar y eliminando la versión de papel; y “el control de la atención al público en las reparticiones públicas”.

“El trabajo nuestro consiste en que se apliquen las normas adecuadas para que tengamos un buen gobierno que se caracterice por la transparencia. No podemos estar en niveles tan bajos de transparencia, por ejemplo, en la ejecución del presupuesto provincial. Estamos en el penúltimo lugar, de 24 jurisdicciones que se auditan anualmente, San Luis está en el número 23”, comentó Bazla.

“La transparencia y la aplicación de normas éticas hace a la seguridad jurídica. Entonces, si nosotros logramos este objetivo que nos hemos propuesto, de un gobierno que se caracteriza por la transparencia y por la ética pública, vamos a garantizar una seguridad jurídica que permita que un empresario que quiere ubicarse en un lugar con un clima como el de San Luis se instale, justamente, en San Luis, en Alto Pencoso, en Alto Pelado, y no que se vaya a La Paz, en la provincia de Mendoza, que tiene un clima similar”, continuó el secretario de Ética Pública.

Finalmente, en relación al control de la administración pública siendo todos del mismo partido político, Bazla respondió lo siguiente: “Funciona a través de las instrucciones que, como secretario, estoy recibiendo del gobernador de la provincia. Y en los casos en que sea necesario, esas instrucciones, en términos de recomendaciones preventivas, eventualmente van a salir por vía de decreto, de modo que va a ser una norma legal dispuesta por el gobernador de la provincia y ejecutada por la secretaría en mi cargo”.

Categorías: Noticias