Concejales opositores adelantaron que no aprobarán el pedido de crédito de la Municipalidad

Este jueves por la mañana, los concejales de la oposición adelantaron que no aprobarán el proyecto enviado por la Municipalidad de San Luis para acceder a una línea crediticia de su agente financiero, que es el banco Supervielle. Una de las primeras cosas que hicieron los ediles fue señalar que se trata de un crédito con tasa de interés, a diferencia de “un adelanto sin interés”, como manifestaron desde la gestión de Gastón Hissa.

“Si no fuera un crédito, no lo tendrían que mandar acá el Consejo Deliberante. El proyecto que tienen dice: ‘La operatoria de adelanto transitorio devengará la tasa de interés más conveniente para el municipio’. Y el artículo 1 es ‘autorícese al Poder Ejecutivo a acceder a la línea crediticia’. Entonces, ¿cuál es el problema que tenemos? Estamos ante la construcción de un relato que ellos dicen en los medios que no tiene interés, que no es un crédito, pero acá a nosotros nos mandan que es un crédito y que tiene interés”, comentó Juan Martín Divizia, presidente del bloque Frente Justicialista de Todos. “Y no especifican ni monto, ni plazo, ni interés”, aportó Paulina Calderón.

“Evidentemente la Secretaría de Hacienda dice una cosa, el Intendente dice otra cosa, lo que nos mandan acá nosotros firmados por el Intendente dice otra cosa y El Chorrillero dice que la culpa es nuestra. Entonces, necesitamos hablar con los trabajadores municipales”, continuó Divizia, apuntando a que los gremios Obras Sanitarias, UPCN y el de los Municipales no asistieron a la reunión convocada por los opositores. “No están defendiendo a los trabajadores. No están pidiendo los aumentos de salarios que se requieren para esta altura, que en otro momento se venían dando. Y no quieren contarnos a nosotros qué es lo que dicen los municipales y qué información tienen ellos”, criticó Divizia.

Por su parte, Gastón Témoli se enfocó primeramente en que el proyecto fue enviado sin documentación respaldatoria. “Este es el proyecto que envía el Ejecutivo para pedir lo que es un préstamo. Tres hojitas. Documentación respaldatoria, cero. Nada. No hay documentación respaldatoria. ¿Cómo podemos tomar una decisión y comprometer el patrimonio de todos los vecinos y vecinas si no tenemos información? Seríamos nosotros irresponsables si avaláramos este pedido de endeudamiento. La plata está. El primer argumento es la falta de información. Si nosotros no tenemos información, lo que tenemos que hacer y lo que estamos haciendo es proyecciones de los datos que tenemos de diciembre y noviembre”, dijo el concejal, quien luego hizo un análisis de los recursos municipales.

“Las proyecciones por el presupuesto aprobado por unanimidad, como todos ustedes saben. Incluso por los concejales del bloque avanzar, digamos los concejales oficialistas hoy, que aprobaron ese presupuesto que ellos mismos diseñaron en un marco de transición por unanimidad, dice que la plata está. El presupuesto tiene tres fuentes de financiamiento: coparticipación, recursos propios, como el pago de tasas; y Tratado de La Toma. Si nosotros consideráramos, las dos primeras fuentes, los recursos presupuestados alcanzan para cubrir con creces el salario de los trabajadores municipales. Si nosotros consideramos el Tratado de La Toma, mucho más”, continuó Témoli, quien junto a su bloque interpreta que el Tratado de La Toma no ha sido revocado, a pesar de la publicación en el Boletín Oficial. “¿Está vigente? No lo sabemos. Si está vigente, ¿reclamaron el dinero? ¿Lo recibieron? No lo sabemos. Si fue dado de baja, si hizo algún reclamo administrativo, como sabemos que otros intendentes lo están haciendo, no lo sabemos”, añadió.

“Si nosotros acabamos acá de demostrar, de evidenciar sobre la mesa que la plata está, como coincidimos con los gremios que asistieron a la reunión, lo que tenemos que preguntarnos es qué hay detrás de todo esto. Si la plata está, ¿qué es lo que pasa que hay desdoblamiento, que hay despidos? Y en realidad lo que pasa es que, según nuestro modo de ver, están poniendo en marcha el más cruel y formidable plan de ajuste contra los trabajadores municipales”, continuó Témoli.

“En estos días, están llegando nuevamente a los hogares de los trabajadores de la familia municipal telegramas de despido. Telegramas de despido, por centenares. Y en plantas permanentes. En plantas permanentes, sin sumario previo, sin expresar la causa. O sea, se niega hasta el derecho de defensa de los trabajadores. No saben por qué están siendo despedidos”, añadió.

A modo de cierre, los concejales señalaron que no van a aprobar el proyecto, y que todavía no han decidido si van a asistir o no a la sesión. Cabe señalar que, para aprobar un proyecto de este tipo, el oficialismo necesita 10 votos, a los que con sus 7 concejales y su aliada Laura Sánchez no llega, como ocurrió el pasado 22 de diciembre.

Categorías: Noticias