Crisis policial: el autodesalojo y las críticas a la plana mayor y al COAR

“Que se tome como un simple gesto de buena fe. Dejamos el edificio, estamos esperando que vengan uno de los funcionarios para corroborar que todo esté en orden, nos vamos a cruzar al frente, algunos van a  permanecer en el playón, simplemente para que quede demostrado que seguimos abiertos al diálogo pacífico y para que esto se solucione de una vez por todas. Queremos ver si el acuerdo se va a cumplir”, dijo el principal Miguel Ángel López, minutos antes que llegara a la Jefatura el secretario Parrilis, la plana mayor y el COAR.

No solamente se retiraron las pertenencias de los acuartelados y se realizó limpieza, sino que también se sacaron todos los carteles alusivos a la protesta en la fachada del edificio, como también en la reja de entrada.

La plana mayor y el COAR fueron recibidos por los policías con aplausos irónicos. “Aguanten los jefes”, dijo una mujer sarcásticamente. Tras el arribo del COAR, los efectivos del grupo especial montaron un cordón en el acceso al edificio mientras Parrilis realizaba la constatación del estado en que fue abandonada la Jefatura.

En la explanada del edificio, a pocos metros donde permanecía el COAR, estaban los manifestantes que no dejaron pasar la oportunidad para pasarles factura a sus colegas por no haberlos apoyado en el reclamo salarial y laboral.

“Cagones. Agachen la cabeza. Nos le da la cara para mirarnos”, gritó uno de los manifestantes. “Yo sabía, yo sabía que los jefes no son de la Policía”, fue el canto en crítica a la plana mayor. 

Según López, hoy por la tarde habría una reunión de los delegados con el vicegobernador y el ministro de Seguridad para ponerle punto final al conflicto.

{youtube}lpKD7A4SHhM{/youtube}

Categorías: Noticias