¿Cuántas bancas ponen en juego el oficialismo y la oposición en estas elecciones?

Este domingo se realizarán en todo el país las elecciones generales. Tras un arrollador triunfo de Unidos por San Luis, el frente que lidera Claudio Poggi, en septiembre, este va a ser el segundo partido de 2021, por lo que en esta nota te contamos lo que el oficialismo y la oposición están poniendo en juego.

A nivel nacional, San Luis renueva este 2021 a 3 de sus 5 diputados nacionales. Este año se le vence el mandato al radical José Luis Riccardo, que buscará ser reelecto para un 3er periodo, y a Karim Alume y Victoria Rosso. Si bien Alume y Rosso son peronistas e integran el Frente de Todos, ambos responden a Adolfo Rodríguez Saá. Por ende, esta elección tiene una importancia más que especial para el sector de Alberto Rodríguez Saá, que no pone ninguna banca en juego y tiene muy altas chances de alzarse, como mínimo, con una banca nacional.

El escenario más complejo es el de la Cámara de Diputados provincial, donde se renuevan estas 22 bancas, pertenecientes a los departamentos Pueyrredón, Junín, Pringles, Chacabuco y Dupuy:

Frente Unidad Justicialista
– Daniel González Espíndola
– Sonia Delarco
– Eva Morel
– Fernanda Spinuzza
– Gerardo Díaz
– Norma Villegas Durán

Corazón Peronista (bloque unitario aliado al oficialismo)
– Juan Pablo Funes Bianchi

Identidad Peronista (bloque unitario aliado al oficialismo)
– Ricardo Chaves

Peronismo del Interior (bloque de dos diputados aliado al oficialismo)
– Sergio Amieva
– José María Escudero

Sanluiseños por el Cambio (bloque de dos diputadas que ha sido aliado al oficialismo la mayor parte del año)
– Paola Barrera

Ahora San Luis (bloque unitario que va donde “el viento” lo lleve)
– Mónica Domínguez

Institucionalidad PRO (bloque unitario que va donde “el viento” lo lleve)
– Bartolomé Abdala

Raúl Alfonsín (bloque unitario que va donde “el viento” lo lleve)
– Alberto Fara

Todos Unidos (bloque adolfista de 3 legisladores)
– Cristina Ferreyra

San Luis Unido (bloque opositor de 5 diputados)
– Nancy Albornoz
– Gastón Hissa
– Fabiana Zárate
– Joaquín Mansilla

UCR – Juntos por el Cambio (bloque opositor de 6 diputados)
– Héctor Díaz
– Nery Carlomagno

Fuerza Pringles (bloque unitario opositor)
– Norma Moreno

A modo de resumen, se podría decir que el oficialismo provincial renueva 6 bancas propias, 5 de aliados peronistas y 3 de independientes (Abdala, Domínguez y Fara) que, en las votaciones clave, han terminando votando junto al oficialismo; lo que da un total de 14 escaños. En cuanto a la oposición, son 8 las bancas en juego, siendo San Luis Unido el bloque que más legisladores aporta.

Sin embargo, cabe recordar que Abdala, Domínguez y Fara entraron como diputados por la oposición, por lo que también se puede afirmar que tanto el oficialismo como la oposición ponen 11 bancas en juego cada uno.

En cuanto al Concejo Deliberante de San Luis Capital, el bloque oficialista, que lleva el nombre de Frente Justicialista de Todos, pone en juego dos bancas nomás, la de María Agustina Gatto (que reemplazó a Ayelén Mazzina cuando asumió como secretaria de la Mujer) y Johana Sosa. Aunque se podría decir que son 3 los escaños en juego, ya que también se termina el mandato de Daniel “el Negro” Ferreyra, que entró al Concejo de la mano del oficialismo y se pasó al adolfismo, fundando el bloque unipersonal Todos Unidos e integrando el interbloque San Luis 20/30 con lo que queda del poncismo.

Por el lado de la oposición, en San Luis Unido se terminan los mandatos de la radical Celeste Aparicio, que fue derrotada como precandidata a diputada provincial de Juntos por el Cambio, y de Guillermo Araujo, hombre de Avanzar que este 2021 busca su reelección como concejal.

También finalizan sus mandatos Germán Ponce y María José Domínguez, de San Luis Somos Todos, por lo que ya no quedará rastro del “poncismo de Enrique Ponce” en el Concejo Deliberante, ya que Carlos Ponce, su hermano, fundó un bloque unipersonal y ahora está coqueteando con el oficialismo provincial.

En pocas palabras, contando al “Negro” Ferreyra como opositor, la oposición municipal pone en juego 5 bancas, mientras que el oficialismo municipal solo 2. Si no lo contamos a Ferreyra como opositor, el oficialismo renueva 3 escaños y la oposición 4. Sea como sea, claramente es la oposición la que más bancas tiene en juego y, por ende, más que perder.

Por último, cabe recordar que en los departamentos donde este año no se eligen diputados, o sea Pedernera, Ayacucho, Belgrano y San Martín; sí se eligen senadores. Pero como en nuestra “cámara alta” solo se elige un legislador por departamento, y solo por la mayoría, hay solo 4 bancas en juego, las cuales pertenecen exclusivamente al oficialismo provincial.

Categorías: Informes,Noticias