Diputados: Ceballos y Giraudo casi terminaron a las piñas

Todo comenzó cuando desde la oposición se planteó el tratamiento sobre tablas de una resolución para que recuperen su estado legislativo los proyectos de informe que Compromiso Federal, a modo de venganza por dejarlos sin quórum la semana pasada, les archivó.

Giraudo, en su alocución, planteó que él no estaba de acuerdo con este proyecto, ya que el resto de la oposición sabía a qué se atenía abandonando el recinto. El mercedino finalizó su alocución con una cita de Julio Cortazar y fue seguido por Walter Ceballos, quien dijo lo siguiente: “Le hace daño a un debate político enaltecido la fe de los conversos. A los que les gusta Cortazar, Cortazar también fue perseguido por converso, pero en realidad no fue por ideas políticas, sino que fue por ideas e improntas literarias. Entonces, mezclar la fe de los conversos, que cambian de un lado a otro de las posiciones políticas, con Cortazar, me parece que es hacer un agravio al centésimo aniversario de su natalicio”.

Inmediatamente Ceballos terminó de decir esa frase, Giraudo tomó la palabra y le dijo: “Le voy a recordar al señor diputado preopinante que yo no tengo empresas que contratan con este Gobierno, él sí. Averigüen sobre la empresa DEIS SRL”.

Tras esto, Ceballos retomó la palabra para tratar de explicar las acusaciones de Giraudo, quien de fondo le gritaba cosas como “se la transferiste a tu hijo en el 2012” y “todos los radicales lo saben”. Claramente molesto por esto, el radical disparó: “Le voy a pedir señora presidenta que si usted no lo guarda al orden, lo guardo yo”.

Obviamente, la presidenta, Graciela Mazzarino, fue incapaz de guardar el orden y Giraudo siguió provocando a Ceballos, quien decidió tomar el asunto en sus manos. Se levantó de su banca y, hecho una furia, encaró hacia la de Giraudo, a la cual no llegó porque fue frenado por sus compañeros radicales e inclusive miembros de Comrpomiso Federal. 

En medio de todo esto, también se produjo un enfrentamiento entre la diputada Marcela Renou y el radical Gabriel Muñoz, sobre el cual podrá leer todo aquí.

Tras estos episodios, se pasó a un cuarto intermedio, durante el cual los mercedinos Giraudo y Ceballos atendieron a la prensa.

“Estoy hace rato trabajando en una investigación porque estoy evaluando la posibilidad de denunciar a los 8 diputados del bloque de UCR por la posible comisión de delitos incompatibles con la función pública. Ceballos le pasó a su hijo DEIS SRL, empresa que tiene contrato con el Estado provincial y, además, es subcontratista de Rovella Carranza. No puede el presidente de una bancada tan numerosa tratar un presupuesto, aprobar un presupuesto y después participar de las licitaciones que él mismo aprueba”, dijo el hombre de Sanluiseños por el Cambio.

“Por un sensacionalismo barato de cuarta, la UCR, a mi partido, a mi persona y a mi bloque nos viene descalificando constantemente desde principios de año. Este ciudadano, José Giraudo, no tiene ni un fósforo con este Gobierno. El señor Walter Ceballos no puede decir lo mismo”, dijo Giraudo, haciendo referencia a los enfrentamientos que ha tenido durante todo el año con el radicalismo.

Por su parte, Ceballos, lo primero que hizo fue reconocer su violenta reacción y dijo: “La verdad es que siento vergüenza. Jamás en mi vida política, ni mucho menos en el ámbito parlamentario, he cometido el improperio que acabo de cometer. Les pido disculpas a mis pares, a mi pueblo y a todo la prensa. Uno no debe salirse de los cabales de esta manera ante nadie”. 

En cuanto a las acusaciones que le hizo Giraudo, el radical habló de todas las empresas de las que forma o ha formado parte desde que ejerce la ingeniería desde hace casi 3 décadas. En el caso particular de DEIS, reconoció haberla fundado y luego traspasarla a su hijo cuando asumió como diputado, porque ser socio de la misma y participar de licitaciones del Estado “no corresponde”.

De igual manera, explicó que DEIS, ya bajo la dirección de su hijo, participó de dos licitaciones gubernamentales, pero “jamás fue contratada por el estado provincial”. A su vez, reconoció que la empresa ha sido subcontratada por otras, pero no para obras públicas provinciales, sino “para obras públicas de origen nacionales”.

Una vez finalizado el cuarto intermedio, regresaron al recinto, donde ambos transmitieron sus intenciones de plantear cuestiones de privilegio, pero se echaron atrás luego de una intervención del presidente del bloque Compromiso Federal, Gonzalo Estrada. “Me ha parecido que hay más ánimo para una reconciliación que para una confrontación”, dijo el oficialista, quien luego agregó que “los problemas de los hombres se solucionan a través del acuerdo de los hombres”.

Sin embargo, ese no fue el fin de la polémica, ya que además del enfrentamiento Renou – Muñoz, los escándalos continuaron cuando la oposición volvió a abandonar el recinto, dejando nuevamente sin quórum a Compromiso Federal, el cual está teniendo serios problemas para lograr que todos sus 26 legisladores asistan al recinto y así tener quórum propio.

Video gentileza de Gastón Binet, del diario Todo un País
{youtube}UxiEWEv9yHI{/youtube}

Categorías: Noticias