D’Onofrio: “El Gobernador nos ha pedido que seamos firmes”

El ministro de Vivienda habló sobre la desadjudicación de casas construidas por el Gobierno. Así resumió el ministro de la Vivienda, Eduardo D’Onofrio, a la tarea de controlar que las casas entregadas por el Estado sean habitadas por sus titulares y se cumpla por ende el destino social para el que fueron edificadas, procediéndose caso contrario a la desadjudicación y posterior entrega a los preadjudicados que siguen en la lista de inscriptos.

“Es algo que estamos haciendo con las 1.500 viviendas que entregamos el año pasado y que visitaremos una por una –explicó el funcionario-, para lo cual estamos capacitando un cuerpo de auditores que se ocupará de las visitas”.

A modo de precedente, el ministro D’Onofrio recordó la experiencia realizada en el 2012: “Procedimos a la desadjudicación de 114 viviendas pertenecientes a planes viejos, en el marco de lo cual tuvimos muy pocos reclamos, ya que la mayoría de los titulares ya no vivía en la Provincia y la casa estaba deshabitada o alquilada, y en más de un caso ni siquiera pagaban las cuotas. Esas unidades fueron readjudicadas y así se corrigió la falta de cumplimiento para con el destino social”.

El titular de Vivienda destacó: “La construcción de cada casa social es un esfuerzo muy grande del Gobierno, que se lleva adelante con el dinero de todos los puntanos, en tanto que lo que se recupera con el pago de las cuotas no tiene relación con el costo de que demanda la edificación, por lo que la política habitacional es una decisión del Gobernador porque es la mejor manera de distribuir la riqueza, y en consecuencia todos debemos defender la justicia social que implica el destino de las viviendas”.

Con respecto a las unidades adjudicadas durante 2012, el ministro de la Vivienda recalcó: “Iremos una por una para verificar que estén ocupadas por sus titulares. De todos modos ya hemos comenzado a desadjudicar tras recibir y confirmar denuncias por ventas o alquileres. Recuerdo que el primer caso lo tuvimos a la semana de haber adjudicado en San Luis, habiendo detectado que se había realizado la venta de la casa. De inmediato se la desadjudicó y hoy vive otra familia que estaba en la lista de preadjudicados para las que se construyen este año, conforme a lo que dispone del decreto 74”.

D’Onofrio reconoció que “cuando nos encontramos con este tipo de situaciones nos gana una profunda decepción y a veces no se nos agota la capacidad de asombro. El decreto 74 establece que la prioridad son las familias numerosas, por lo que nos llama mucho la atención cuando alguien que tiene muchos hijos y recibió su casa, de repente la vendió por unos pocos pesos y estafó a un tercero, como el primer caso, en el que el comprador le inicio una causa judicial al titular. Ante este tipo de circunstancias el Gobernador me pide que seamos totalmente firmes y automáticamente adjudiquemos la vivienda a la familia que sigue. Durante 2012 se entregaron 1.513 casas, por lo que en definitiva los episodios de desadjudicación no son tantos; pero así sea uno solo, no es razonable que esto suceda”.

Las viviendas construidas por el Estado tienen un fin social, caso contrario son desadjudicadas”, ratificó el ministro de la Vivienda, Eduardo D’Onofrio.

{youtube}YdFNfrJacxY{/youtube}

Categorías: Noticias