El oficialismo logró la aprobación de las deficitarias cuentas de inversión 2019

Esta tarde, por un lapso de más de 6 horas, los diputados provinciales debatieron y, finalmente, aprobaron las cuentas de inversión 2019 del Gobierno provincial, a pesar del brutal déficit de más de 5.400 millones de pesos.

La sesión estuvo marcada, por un lado, por múltiples alocuciones de diputados opositores, quienes hicieron decenas, si es que no centenares, de críticas al Gobierno provincial y de cómo ha manejado los destinos económicos de la provincia. Por el otro, se vio una extrema pasividad del oficialismo provincial, que no pedía interrupciones y dejó que la oposición le diera al Gobierno con un caño por horas y horas.

Quien abrió el debate fue la oficialista María Eva Morel, marcando la línea que el oficialismo iba a sostener durante toda la tarde, la cual consistió en echarle la culpa a la “inflación, suba del dólar y el contexto recesivo” que se vivió en 2019 debido a la gestión presidencial de Mauricio Macri. Morel además destacó que la provincia, a diferencia de otras, no tiene deuda en dólares.

Minutos más tarde, la presidenta del bloque oficialista, Sonia Delarco, reiteró lo dicho por su compañera e hizo un gran hincapié en que las cuentas de inversión fueron presentadas dentro de los plazos establecidos por la Constitución. Este argumento fue luego muy criticado por la oposición, quienes destacaron todos los órganos descentralizados del Gobierno que todavía no rindieron sus gastos o los presentaron tarde, como el Improfop.

Por el lado de la oposición, los puntos más criticados fueron, sin lugar a dudas, el monto invertido en publicidad (más de $730 millones) y los gastos reservados de la Gobernación, los cuales superaron los 90 millones de pesos. Otro punto que también surgió en muchas ocasiones fue que no se respetó lo que establece la Ley Permanente de Presupuesto con respecto a destinar un 50% del presupuesto a gastos de capital y un 50% a los gastos corrientes. Esto se debe a que en 2019, los gastos corrientes (como pago de salarios) significaron un 59% del presupuesto, mientras que los de inversión (obra pública) representaron solo un 41%.

A pesar de estas críticas, y gracias a los votos de algunos legisladores que criticaron el gasto de la provincia pero aún así se pronunciaron a favor del despacho de mayoría, como José María Escudero, Alberto Fara y Bartolomé Abdala; el oficialismo logró la aprobación de estas cuentas de inversión por 22 votos afirmativos a 17 negativos.

Más tarde, en La Gaceta publicaremos dos notas más, con las voces a favor y en contra de las cuentas de inversión.

Categorías: Destacado,Noticias