El Superior Tribunal sigue designando altos cargos a dedo

Como responsable de la Dirección Contable y de Personal se nombró, sin llamar a concurso, al abogado Mario Roberto Yllera, quien pasará a tener un salario equivalente al de un juez de primera instancia. Por el lado del Área Contable de la Sala Civil, Comercial, Minas y Laboral de la Cámara de Apelaciones, el beneficiado fue para el contador Waldo Ariel Zavala, que comenzará a recibir un salario equivalente al de un oficial de primera.

Tanto para Yllera como para Zavala, estos nombramientos suponen un jugoso aumento con respecto a sus salarios actuales. Yllera actualmente cobra un salario de secretario de cámara y pasa a percibir uno equivalente al de un juez; mientras que Zavala ascendió, sin rendir concurso alguno, de un sueldo de oficial de segunda al de uno de primera.

Los injustificados aumentos salariales para estas dos personas fueron las razones por las cuales Horacio Zavala Rodríguez, ministro del Superior Tribunal, fue el único que votó en disidencia. “Las designaciones propuestas encubren un ascenso encubierto con mejora en las retribuciones”, dice el ministro, manifestando además que “este es un privilegio inadmisible frente a los restantes secretarios de cámara y a los restantes oficiales de segunda administrativos que se desempeñan en el Poder Judicial, a quienes no se les otorga incremento salarial alguno”.

Como si esto fuera poco, Zavala Rodríguez no cree que haya sido necesaria la creación de esas delegaciones. “No se ha suministrado ningún estudio y/o análisis de la Dirección Contable del Tribunal que demuestre los incrementos de tareas que se mencionan y que, de existir, demuestren la necesidad y también la posibilidad presupuestaria de crear nuevos cargos”, dijo el ministro en su voto. 

“De crearse el cargo propuesto en el punto I, debería llamarse a concurso de oposición y antecedentes y, asimismo, reglamentarse su funcionamiento y dependencia de la Dirección Contable del Tribunal, como las obligaciones de ésta hacia la delegación”, dice Zavala Radríguez en la conclusión de su voto de disidencia.

Al respecto, cabe destacar que tanto Yllera como Zavala han sido designados en sus cargos hasta que se llame a concurso, pero no hay indicio alguno de que esto vaya a ocurrir dentro del corto plazo. Como bien le dijo la ministra Lilia Novillo a La Gaceta en abril, los concursos “demandan un gran desgaste” que el Superior Tribunal prefiere evitar.

Categorías: Noticias