“Este escándalo puso en evidencia el grado de sumisión al Poder Ejecutivo”

Lo dijo Gretel Diamante, la fiscal que denunció hace siete años quejueces debían firmar en blanco su renuncia antes de asumir. Gretel Diamante, la fiscal que denunció hace siete años que el gobierno de Alberto Rodríguez Saá les exigía la firma de la renuncia en blanco a los jueces antes de ponerlos en funciones, consideró que es un hecho que la exigencia de la renuncia anticipada a los magistrados existió y que la pretensión de desplazar a la Justicia Federal en la competencia para juzgar el delito cometido por Mario Zavala y Sergio Freixes, responde a maniobras de los mismos imputados, “quienes en el proceso lo intentaron pero la Justicia Federal les dijo que no y, cuando el expediente estaba para juicio oral, con el voto de los doctores Fourcade y Parra, que es un subrogante de San Juan, la causa fue girada a la Justicia Provincial”, dijo la denunciante.

Respecto a las consecuencias de la denuncia efectuada en abril de 2005, Diamante consideró que “este escándalo puso en evidencia el grado de dependencia de los jueces y el grado de sumisión con respecto al Poder Ejecutivo. Desgraciadamente, yo no pude seguir interviniendo en la causa porque, aunque yo con mi denuncia inicié la investigación, no era víctima directa de esas maniobras y, por un planteo de la defensa, Casación entendió que yo no podía mantener mi rol de querellante”.

“Cuando el expediente estaba radicado ante el Tribunal Oral Federal de San Luis para la fijación de fecha, de manera incomprensible la causa es girada a la Justicia Provincial. Por alguna información que pude recoger el imputado Zavala reitera un planteo que le había sido denegado en las instancias anteriores y la Cámara de Apelaciones, que ya no tenía intervención, le hace lugar al planteo de incompetencia, el cual ya estaba resuelto hacía mucho a favor de que la investigación continuara en la órbita de la Justicia Federal. Los argumentos de la Cámara son similares a los argumentos invocados por la defensa y a pocos días de la navidad de 2010 el expediente pasa de manera desapercibida al Superior Tribunal de Justicia”, relató la fiscal.

“Desde entonces del expediente no se supo más nada pero para mi sorpresa, cuando el Tribunal Oral con los votos de Fourcade y Parra gira la causa a la provincia, la fiscal Olga Allende plantea un recurso, este le es denegado y la fiscal acude con un recurso extraordinario de queja ante el Tribunal de Casación, el cual se expide en abril de este año con una resolución sumamente auspiciosa, porque Casación invoca la gravedad institucional de la causa y ordena la inmediata remisión del expediente para avocarse al estudio de los incidentes”, expresó Diamante.

“Yo como dije antes no tengo participación directa en el caso, pero supongo que el Superior Tribunal ya está anoticiado de este fallo. Sin embargo, a dos meses y medio de la resolución y por planteos que continúa haciendo el doctor Zavala, quien se defiende a sí mismo, el expediente sigue frenado en la Justicia Provincial, lo cual suma nuevas sospechas de que la causa fue girada a la Justicia Provincial con la sola intención de generar una instancia de prescripción de la acción, lo cual no creo que sea posible porque el plazo de prescripción se ha interrumpido con el requerimiento de elevación a juicio”, aseguró la denunciante.

Categorías: Noticias