Gran éxito del primer evento TEDx de la provincia de San Luis

Revoluciones educativas, el exhibicionismo de la felicidad, la autosuperación y los paradigmas de la comunicación fueron algunos de los temas que se trataron en este viaje por el mundo de las ideas.

Con gran éxito, el pasado viernes por la tarde, en el auditorio Mauricio López, se llevó a cabo el TEDx Juana Koslay, la primera edición local de este ciclo de conferencias que ya se ha realizado, siempre de manera independiente y sin apoyo de organizaciones gubernamentales, en más de 1.200 ciudades en 133 países del mundo.

A partir de las 15 horas, todas las personas que se habían inscripto para participar del evento comenzaron a llegar e ingresar al auditorio, donde ya se estaban proyectando, en la pantalla gigante que adornaba el escenario, videos de otros eventos TEDx.

A las 16.10, el TEDx Juana Koslay finalmente comenzó. Una voz off y dos azafatas, una de ellas comiquísima, le dieron la bienvenida al público y explicaron las reglas del evento. Luego llegó el moderador de la jornada, Matías Medaglia, un voluntario de Villa Mercedes que hizo las veces de capitán y preparó al público para el viaje por el mundo de las ideas que estaba a punto de emprender.

Y así fue como empezó este vuelo, el cual hizo su primera escala en el “cálculo perfecto” de la docente puntana Marcela Ponce, quien con sus alumnos ha desarrollado múltiples y premiados proyectos de robótica. La segunda escala fue una clase magistral sobre prevención de lesiones y reeducación postural del kinesiólogo de la UAR Sergio Carossio, que dejó a más de uno pensando sobre los esfuerzos físicos que realiza cotidianamente.

Con el genial título de “Miss Universo también va al baño”, la última escala de la primera parte del evento fue una maravillosa disertación sobre el exhibicionismo de la felicidad de la que es víctima la sociedad moderna, a cargo del profesor y empresario colombiano Andrés Aramburo, quien cautivó al público puntano con su carisma, imitaciones de diferentes acentos latinos y mensaje sobre aceptar tanto lo bueno como lo malo de la vida.

Durante el primer recreo, de aproximadamente media hora, los asistentes pudieron dialogar y sacarse fotos con los primeros tres oradores. Naturalmente, los docentes se acercaban a Marcela Ponce para intercambiar ideas para el aula; a la vez que los profesionales de la salud charlaban con Sergio Carossio para aprender más de sus técnicas. Mientras tanto, Andrés Aramburo parecía una celebridad de tantas personas que lo habían rodeado para sacarse una selfie con él, pedirle un autógrafo y charlar unos minutos sobre la vida misma.

El viaje por el TEDx Juana Koslay continuó con un repaso, a cargo de la doctora Sandra Massoni, sobre los diferentes paradigmas de la comunicación a lo largo de la historia; el solemne relato de autosuperación de Sirur Maluf, un joven puntano que quedó parapléjico hace años y ahora es un gran nadador que se ha propuesto cruzar todos los diques de la provincia; y los cuestionamientos que el doctor Hugo Pardo Kuklinski hizo a la educación formal, seguidos de sus propuestas para mejorarla, algunas de las cuales ya se implementan con gran éxito en Justo Daract.

Alrededor de las 19.15, TEDx Juana Koslay, el primer evento de su tipo en la historia de la provincia de San Luis, llegó a su fin, con el “capitán” Medaglia pidiéndole a la gente que gritara cuál era la principal idea o sensación que se iban a llevar a sus casas. Tras cientos de gritos diferentes, los organizadores y más de 20 voluntarios que colaboraron con TEDx Juana Koslay subieron al escenario, se abrazaron y agradecieron al público por haber participado activamente de esta experiencia única en la provincia de San Luis.

Categorías: Noticias