Guiñazú propone que el Juzgado de Faltas vuelva a ser independiente

Propone que se derogue el artículo de una ordenanza de la dictadura militar que lo somete al Poder Ejecutivo municipal.

Tras la novela Ferrari – Ponce, el concejal radical Francisco Guiñazú presentó un proyecto para que se derogue el artículo 3 de una ordenanza de 1983, promulgada durante los últimos meses de la dictadura militar, que somete el Juzgado de Faltas al Poder Ejecutivo municipal. “La carta orgánica es absolutamente clara. Establece una forma de Gobierno tripartita, donde está el Poder Judicial municipal, el Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo que seríamos nosotros el Concejo Deliberante”, explicó Guiñazú. 

“Este artículo verdaderamente es un atentado a la división de poderes y al equilibrio de poderes, ya que el articulado que pretendo que se derogue dice expresamente que el Juzgado de Faltas dependerá jerárquicamente y presupuestariamente del Poder Ejecutivo Municipal. Esto implica que si el juez de faltas necesita una cuestión de infraestructura que haga al funcionamiento del Juzgado de Faltas, requiere pedirsela al Poder Ejecutivo Municipal que debe tramitarlo a través de la Secretaría de Gobierno”, comentó el concejal. “Es muy importante que el Poder Judicial Municipal administre sus fondos, presupuestariamente acordados. Sino, se ubica el Poder Ejecutivo municipal en un escalón superior al Poder Judicial y esto no es equilibrio de poderes”, agregó.

El concejal propondrá que este jueves su proyecto se trate sobre. “Espero que el bloque mayoritario tenga la voluntad política de tratarlo”, concluyó.

Categorías: Noticias