“Hay que dejar de trabajar cada uno por su cuenta, porque eso es absolutamente funcional a los intereses de Alberto Rodríguez Saá”

Como fue primicia de La Gaceta, este jueves por la noche se realizó un encuentro privado entre el sector del senador nacional Adolfo Rodríguez y el del ex intendente Enrique Ponce. Del encuentro participaron unas 60 personas, incluyendo figuras gremiales, legisladores provinciales y nacionales, empresarios, comerciantes y especialistas en diferentes áreas. Cada uno de ellos pagó una tarjeta para poder asistir a la cena, la cual duró más de dos horas. También se esperaba la asistencia de un representante del sector del senador Claudio Poggi, pero esta no se concretó por problemas personales del dirigente. La idea es realizar el próximo encuentro dentro de aproximadamente 3 semanas, bajo el nombre “Juntos por el Futuro – Agenda San Luis 20/30”.

“Fue muy sorpresivo que Adolfo me convocara. Nos juntamos, charlamos y el me dio su punto de vista sobre lo que era realidad política nacional y provincial, y sobre cuáles eran sus ganas de hacer cosas, que quería y que pretendía. Tiene una postura bastante crítica en tanto al Gobernador y difiere en muchas de sus políticas. Y la propuesta que me hizo fue que me sumara con él para que participáramos, de manera plural, abierta y participativa, de un diálogo político. Más allá del tema de pandemia, el Gobierno provincial está muy encerrado en sí mismo y prácticamente hay muy pocos actores representativos sociales y del escenario económico tratando de ser parte de un diálogo con el Gobierno”, dijo Ponce este viernes, en declaraciones exclusivas a La Gaceta.

El ex intendente destacó además la participación de distintos disertantes, a los que definió como “personalidades de gran trayectoria profesional”, sobre temas como inclusión social, el funcionamiento institucional, la inclusión digital, medio ambiente y la matriz energética de la provincia, entre otros. “Ninguno de nosotros iba a hablar ni fuimos a llevar aplaudidores, sino a escuchar la opinión de especialistas en distintas temáticas para facilitar el debate y la verdad que salió muy lindo”, contó el dirigente.

En otro momento de la entrevista, Ponce confirmó que ya había tenido otros encuentros con Adolfo Rodríguez Saá y reconoció que existe la posibilidad de que todo esto pueda terminar en la conformación de un nuevo frente político, pero aseguró que por ahora “no se está hablando de candidaturas”.

“Todos nos damos cuenta de que la gente le pide a los políticos que seamos serios, que nos interioricemos de la problemas reales de la gente, que se deje de pensar en uno mismo para pensar en el conjunto y nos preocupa la realidad de la provincia de San Luis. Nos preocupa el tema de la educación, de salud, el tema de la falta de trabajo y que no se ha llevado durante muchísimo tiempo una política activa de construcción de vivienda”, dijo Ponce. “No voy a ser intérprete de Adolfo, pero él quiere poner toda su energía y sus fuerzas para lograr discutir esta problemática sin estar pensando en ningún armado electoral. Oportunamente, llegado el caso, se verá el diálogo con todos los sectores de la oposición”, agregó el exintendente.

Si bien con Adolfo nunca hubo grandes peleas, a diferencia de lo que fue su historia con su ex compañero de fórmula Claudio Poggi, Ponce reconoce que todavía “no está la confianza”, producto de décadas de enfrentamientos entre su familia y los Rodríguez Saá. “Mi padre, que después se peleó con ellos, fue ministro secretario general de la Gobernación, fue candidato de ellos a intendente. Uno por ahí hereda eso de que si tu familia está enfrentada… es como una tradición. Son modelos e intereses contrapuestos y no está la confianza. Pero él está abriendo una puerta y yo tengo un espíritu constructivo”, comentó el dirigente, manifestando además que “no se puede desconocer su trayectoria y lo que hizo en la provincia”.

“Creo que la única forma es dejar de quejarse. Hay que dejar de trabajar cada uno por su cuenta, porque eso es absolutamente funcional a los intereses de Alberto Rodríguez Saá como gobernador. Entonces no queda otra más que unirse. Yo quiero ser una persona más, desde el ámbito político, que contribuya a la idea que él tiene y hay otros sectores políticos que están pensando lo mismo, como la Unión Cívica Radical, y calculo que Poggi también, para tratar de juntarnos, fijar reglas de convivencia democráticas, que después se cumplan, e ir hacia un objetivo común. Y si eso no ocurre, va a pasar lo que nos pasó en la elección pasada con la Municipalidad de San Luis”, dijo Ponce, quien luego hizo un sincero mea culpa sobre lo ocurrido en las elecciones 2019.

“Yo tengo más responsabilidad que Poggi, que Hissa, que Cacace o Ceballos, porque el intendente que estaba en el mando era yo. No puedo escapar a esta responsabilidad, porque fui el intendente hasta 2019, elegí a mi sucesor en Enrique Picco, y no hubo entendimiento con el sector de la oposición, nos peleamos, fuimos divididos y ganó el oficialismo provincial. Así que sí, la tensión está, un poco la desconfianza, pero hay que ir trabajando en común”, dijo Ponce.

Por último, el intendente se refirió a la posibilidad de que Claudio Poggi se sume a este espacio. “Me parece una figura central Poggi en el armado político para el futuro. Y se lo planteé a Adolfo, le digo, ‘vos Adolfo creo que lo tenés que llamar a Poggi para tratar de sumarlo’. Y él me dijo que no tenía ningún inconveniente. Y yo pienso que Poggi no se negaría a dialogar. Si él tiene aspiraciones y chances de ser gobernador, hay que sumar y multiplicar, no restar y dividir, pero tampoco un rejunte. Hay mucho que está en juego”, concluyó el ex intendente.

Categorías: Noticias