Kolina versus la marcha anti K de la semana pasada


“¿No se les ocurrió marchar cuando los Rodríguez Saa eran rerererere ‘electo’”?”, se pregunta la agrupación dirigida por el Intendente Ponce en un nuevo y combativo comunicado.

La “Unión Democrática Puntana”

En el día jueves el pueblo puntano fue testigo de una suerte de movilización, en réplica con otras en distintos pocos lugares del país. Sin ningún contenido claro o consigna que pudiera darle un sentido un poco más profundo que la sola expresión del rencor, la impotencia y la falta de convicción o firme propósito de aportar al crecimiento de la Nación de manera colectiva y solidaria, en la plaza principal de la ciudad de San Luis convergieron aquellos que siempre estuvieron en contra del Proyecto Nacional y Popular, como los representantes del saaísmo, y los que predican democracia, igualdad, reconocimiento de derechos y a su decir siempre combatieron el modelo neoliberal puntano, como es el caso de la UCR o los que hoy integran el FAP. El interrogante que plantea la incoherencia por parte de dirigentes políticos “tan aguerridos” y contestatarios ante la “falta de libertad” e “injusticia” a la que “somete” a la Argentina el gobierno de la Compañera Cristina, es:

No se les ocurrió marchar cuando los Rodríguez Saa eran rerererere “electos”? O quizás para revertir la decadencia del sistema de salud y educación provincial, obra también de los Rodríguez Saa; si esto no les parecían motivos podrían haber marchado para el blanqueo de 40 mil ciudadanos que diez años estuvieron en el Plan de “Inclusión” con sus derechos vulnerados y su dignidad avasallada; y si estos no son, para ellos, verdaderos motivos, podrían y de última para honrar de alguna manera el espacio del cual se dicen parte, marchar para que no se privaticen los lagos y ríos de la provincia. Podríamos seguir dando razones más que válidas para movilizarse en este San Luis que ha sufrido 28 años de injusticias, exclusión y mentiras sistemáticas, pero no sería fácil de comprender por parte de aquellos que ayer se sumaron a una marcha del odio contra un Gobierno que lleva adelante un Proyecto de País Unido, Organizado y Solidario, donde el Estado está presente, fortaleciendo, reconociendo derechos e igualando oportunidades. Es realmente lamentable, pero a la vez esclarecedor.

La única respuesta posible a este interrogante es que siempre estuvieron cerca los unos de los otros, alternando espacios entre sí, no arriesgando mucho, pero eso sí, subestimando al pueblo. Ayer quedó plasmada la funcionalidad y en algunos casos la complicidad entre dirigentes que confusamente se expresaron.

Hoy se unieron pregonando el anti por el anti sin otro fundamento más que la falta de respeto a la voluntad popular, pequeño “déjà vu” de aquella Unión Democrática antiperonista de 1946, pero con una diferencia aquellos se unieron y fueron a elecciones, estos marchan junto a golpistas desestabilizadores.-

En Argentina, la Unión Democrática, fue una alianza electoral realizada en 1945 entre los partidos Unión Cívica Radical, Socialista, Comunista y Demócrata Progresista. En las elecciones del 24 de febrero de 1946 llevó como fórmula presidencial la integrada por los radicales José P. Tamborini y Enrique Mosca. La Unión Democrática que compitió con la fórmula Juan D. Perón-Hortensio Quijano, adoptó una postura estrictamente antiperonista y se disolvió luego de ser derrotada.

Categorías: Noticias