La Justicia falló a favor del Colegio de Ingenieros en un amparo contra la Municipalidad

Kane y Tamayo, durante un encuentro en marzo de 2020.

El día de hoy, Alejandro Kane, presidente del Colegio de Ingenieros y Técnicos de la Provincia de San Luis, comunicó que la Justicia falló a favor de la institución, haciendo lugar al recurso de amparo presentado contra la Municipalidad de la ciudad de San Luis y la Secretaría de Medio Ambiente, quienes pretendían “cobrar una matrícula diferencial” y tomarles un examen, sobre temas relacionados al Medio Ambiente y manejo de residuos peligrosos; y en base a eso decidir si estaban habilitados para trabajar o no.

“Nos vimos obligados a presentar un recurso de amparo ante la Justicia, contra la Municipalidad de la ciudad de San Luis y la Secretaría de Medio Ambiente. Es sabido que en la Argentina los títulos son habilitantes, o sea una vez que uno se recibe y tiene un título profesional, no se le puede tomar examen para permitirle trabajar, eso es impedir el derecho al trabajo. El propio profesional es responsable de sus actos, a través de su título y el sistema educativo es quien le otorga habilitaciones profesionales para poder trabajar”, dijo Kane.

El ingeniero también destacó la ley provincial 365 de 2004, la cual establece que el “único organismo de la provincia que otorga matrículas profesionales y habilita el ejercicio de la profesión son los colegios profesionales, que en este caso es el Colegio de Ingeniería y Técnicos en Ingeniería”.

Kane además hizo hincapié en que el municipio puede llevar un registro de profesionales habilitados, pero “lo que no puede hacer es condicionar el ejercicio de la profesión o condicionar la posibilidad de trabajar del profesional al cobro de una matrícula o a tomarles un examen”. Además, el ingeniero señaló que si más municipios se suman a esta idea, los profesionales van a tener que pagar una matrícula en cada uno de ellos.

En materia de antecedentes, Kane mencionó un caso similar en Concarán, donde se les quiso cobrar una matrícula a arquitectos, agrimensores e ingenieros para poder trabajar en el municipio. “Entendieron que no es legal porque los organismos de ley son los colegios profesionales y, en ese sentido, se dejó de aplicar. Hoy, la Municipalidad de San Luis volvió con este tema”, destacó el presidente del colegio.

Kane señaló además que se mantuvieron encuentros con la secretaria municipal de Medio Ambiente, a quien se le planteó la situación. Según el ingeniero, Eliana Giorda les prometió que “esto no iba a ocurrir”, pero sin embargo publicaron la fecha de examen (22 de junio) para los profesionales del municipio de San Luis. “O sea que para poder trabajar, todos aquellos profesionales que sean responsables técnicos en lo que concierne a Medio Ambiente o al manejo de residuos peligrosos se ven obligados a abonar una matrícula especial y, además, a rendir un examen, pero no sabemos ni siquiera quiénes van a participar de la mesa evaluadora”, indicó el presidente del Colegio de Ingenieros.

Teniendo en cuenta el número de profesionales que se verían afectados (alrededor de 30) y el monto de la tasa, Kane consideró que esto no se trata de una medida recaudatoria, sino de una “arbitraria”. Por otro lado, destacó que la Municipalidad habilita para el manejo de residuos peligrosos “a idóneos que no tienen título habilitante”.

“Les hemos planteado muchas veces que eso requiere conocimientos específicos y que para eso están los profesionales con títulos y estudios en universidades y escuelas técnicas del país. Ponen en la misma balanza a los idóneos con los profesionales con título, incluso los que tienen posgrados, porque a todos les pretenden tomar examen. Entonces nos vimos obligados a recurrir a la Justicia”, concluyó Kane, no sin antes destacar que los exámenes quedan suspendidos mientras se analiza la cuestión de fondo.

Categorías: Noticias