La sesión preparatoria de Diputados se quedó sin quórum y no se pudieron elegir las nuevas autoridades

Si bien nunca habrá una sesión preparatoria como la de 2009, en la que los legisladores del oficialismo dieron un duro golpe a la democracia al no permitir que 4 diputados electos democráticamente asuman sus bancas, la de este 2023 se ha ganado un lugarcito en la historia al quedarse sin quórum y haciendo que sea imposible elegir un nuevo presidente de la Cámara.

Según había trascendido, el oficialismo tenía pensado proponer a Walter Aguiler o Silvia Sosa Araujo para la presidencia, mientras que el poggismo iba a nominar a uno de sus aliados más recientes, Alberto Leyes. Pero esto no fue posible por la falta de quórum.

Esta falta de quórum se produjo luego de que la oposición se retirara del recinto, junto a dos nuevos legisladores del actual oficialismo provincial: Christian Gurruchaga y Edgardo González Ferro, electos por el departamento Pedernera.

Cabe explicar que, tras las asunciones de hoy, el Frente Unidad Justicialista (FUJ) pasa a tener 24 legisladores, mientras que Cambia San Luis y sus aliados suman 19. Sin embargo, las acciones de Gurruchaga y González Ferro, que responden al intendente villamercedino Maximiliano Frontera, quien a su vez se ha mostrado muy cercano al gobernador electo Claudio Poggi; complican al actual oficialismo, el cual se quedaría con 22 legisladores. Eso significa que tendrían mayoría, pero no quórum propio, ya que el mismo es de 23.

Desde la oposición, la excusa para retirarse fue la extensión del cuarto intermedio, el cual debía durar tan solo 15 minutos y terminó durando una hora diez. “Evidentemente ellos perdieron lo que creían que tenían y bueno han demorado todo este tiempo, han estado como una hora, pidiendo un intervalo de 15 minutos, no respetando a los familiares, no respetando al resto de los diputados”, dijo Eugenia Gallardo, quien argumentó que fue el oficialismo el que hizo un “abandono del Palacio Legislativo”.

La actual oposición también intentó en un momento tomar control de la presidencia de la Cámara, creyendo erróneamente que la actual presidenta, Silvia Sosa Araujo, estaba actuando como presidenta provisoria durante la sesión. Esto, sin embargo, no es así, ya que el mandato de Sosa Araujo es hasta fines de 2025 y fue electa presidenta de la Cámara hasta el 1ro de abril del año que viene, fecha en que se reanudan las sesiones ordinarias de la Cámara.

“También el reglamento nos da la posibilidad de que cuando la diputada presidenta provisoria de esta sesión no está, no tenemos vicepresidente primero ni vicepresidente segundo en esta sesión preparatoria, entonces tenía que asumir la presidente de mayor edad. Ella no tuvo ni siquiera el cuerpo de taquígrafos ni el volumen ni el sonido, pero los hemos convocando a que vengan a 15 minutos. Pero evidentemente hay una fuerza y una presión muy fuerte para cambiar la decisión de los diputados”, dijo Gallardo, en referencia al momento en que Ingrid Blumencweig trató de tomar control de la sesión e intimar a los oficialistas para que bajen al recinto.

Gallardo también aseguró que, si no se convoca a una nueva sesión preparatoria, Cambia San Luis se va a apoyar en un artículo que les permitiría con “7 diputados solicitar una sesión para dar cumplimiento con la confirmación”. “Tenemos el reglamento, que tiene la disposición de poder, con la firma de siete diputados, convocar a sesión y obligar hasta por la fuerza pública al resto de los diputados”, dijo la presidenta del bloque poggista.

Por su parte, Silvia Sosa Araujo aclaró muchos de los dichos de Gallardo y dio su versión sobre la falta de quórum y la elección de su sucesor como presidente de la Cámara. “Bueno, obvio que no hubo acuerdos. Ustedes saben que siempre hay llamados de los distintos bloques que creen que tienen los votos. Entonces, pasó que cuando volvimos para sesionar y para elegir las autoridades, como no habían podido lograr su cometido de incorporar el presidente que ellos querían, se retiran del recinto y al no haber quórum tenemos que levantar la sesión”, dijo Sosa Araujo.

En cuanto al puesto de presidente, Sosa Araujo fue terminante a la hora de señalar su continuidad. “La presidencia la sigo ejerciendo hasta el primero de abril y, en el caso de que no haya un nuevo presidente, que no haya una nueva convocatoria, voy a continuar hasta que se elijan las autoridades”, dijo la oficialista, quien, por otro lado, no adelantó ninguna fecha para el llamado a una nueva sesión.

Sosa Araujo también descartó que la oposición pueda sesionar en minoría. “Esa minoría de 7 es al solo efecto de poder convocar aquellos diputados que no están presentes en el recinto. La constitución es muy clara y la constitución es la ley madre de todas las leyes y determina que para sesionar se necesita la mitad más uno de los diputados”, concluyó la presidenta.

Cabe señalar que la sesión de hoy concluyó con Sosa Araujo anunció que “hubo dos diputados que no solicitaron el permiso para retirarse” y pidió “que se apliquen las sanciones correspondientes del reglamento”.

Categorías: Noticias