La Sociedad Rural pedirá que se declare la emergencia agropecuaria provincial

Esta mañana, el presidente de la Sociedad Rural de San Luis, Guillermo Pagano, habló con La Gaceta Digital sobre la sequía que asota nuestra provincia y la necesidad de declarar la emergencia agropecuaria. “Se está dando una sequía muy importante en toda la provincia, así que estamos viendo las medidas que vamos a tomar de qué manera el Gobierno, o la Cámara de Diputados, nos pueden ayudar para declarar la emergencia agropecuaria provincial”, dijo Pagano.

“Estamos realmente muy preocupados. Hay mucha hacienda que se tiene que vender, que tiene que salir de la provincia. No hay donde llevarla porque falta pasto en toda la provincia”, agregó el presidente de la Sociedad Rural.

En este sentido, explicó que una emergencia agropecuaria implica, principalmente, “una ayuda general del Gobierno para todos los productores que lo necesiten” y “un diferimiento de impuestos provinciales”. Pagano también subrayó que se buscará lograr lo mismo a nivel nacional, especialmente para que los productores que tengan algún crédito puedan diferir sus pagos.

Según recordó, San Luis tiene un antecedente de emergencia agropecuaria, el cual se remonta a la década de los 90s. “En ese tiempo había otra ley, que no sabemos si está vigente o no. Se llama a distintos sectores de la provincia, que son quienes van a evaluar si realmente merece una emergencia agropecuaria o no”, comentó Pagano, remarcando que se convoca a instituciones como el Gobierno, el INTA y agrupaciones rurales.

El próximo lunes, la Sociedad Rural, que ya mantuvo un encuentro protocolar con el nuevo ministro de Producción, Juan Lavandeira; solicitará una nueva audiencia para tratar esta solicitud.

Pagano además recalcó que la delicada situación que atraviesa el agro en la provincia también se va a ver afectada por el impuestazo del 61% que propuso el Gobierno y que fue aprobado por la Legislatura provincial este lunes. “Es un impuesto que no se puede pagar. Sumado a retenciones, sumado al aumento de ingresos brutos, sumado a bienes personales. Es una serie de impuestos que no se tuvieron en cuenta ante de lanzar este 61%. Con la preocupación de la sequía y la suba de los impuestos, se hace una situación insostenible”, concluyó el presidente de la Sociedad Rural.

Categorías: Noticias