Liliana Luchessi fue condenada a 10 años y medio de prisión por matar a su bebé

El día de hoy, la Cámara Penal N° 1 de la segunda circunscripción judicial dio a conocer el veredicto del caso por el homicidio del bebé Jair Emanuel Luchessi, condenando a su madre, Liliana Luchessi, a la pena de 10 años y medio de prisión efectiva. La Cámara Penal encontró a Luchessi penalmente responsable del delito de “homicidio preterintencional calificado por el vínculo”. El término “homicidio preterintencional” significa que la persona tenía la intención de dañar, pero no de matar.

Cabe recordar que la causa inició el 16 de junio de 2014 cuando Jair Emanuel Luchessi, que tenía un año y 10 meses de edad y era hijo de Liliana Jacquelina Luchessi, ingresó sin vida al policlínico Juan Domingo Perón de la ciudad de Villa Mercedes.

Ese día la ambulancia SEMPRO se presentó en el domicilio de calle Lamadrid y España, luego de recibir un llamado para asistir a una persona con problemas de respiración. El médico se encontró con un nene que estaba clínicamente muerto. Después de realizarle las maniobras de reanimación lo trasladaron al policlínico Juan Domingo Perón.

El tribunal lo conformaron los jueces Eduardo Sebastián Cadelago Filippi, Virna Milena Eguinoa y Hernán Herrera. El fiscal de la causa fue Ernesto Lutens, pidió una pena de 20 años, pero también fue quien pidió cambiar la carátula del caso de “homicidio calificado” a “preterintencional”, el cual tiene una pena considerablemente menor.

Luchessi, cuando violó su prisión domiciliaria.

La histora del juicio
Este juicio comenzó en febrero de 2017 y se suspendió porque el fiscal de la causa, con adhesión de la defensa de la acusada, solicitó que a Luchessi se le realizaran pericias psicológicas y neurológicas para acreditar su supuesta discapacidad mental. Cabe recordar que durante esta primera etapa del juicio se dio a conocer que Luchessi cobra una pensión por discapacidad, lo cual fue usado por su defensa para alegar que la mujer no estaba consciente de sus actos cuando mató a su bebé.

Luchessi esperaba la reanudación de este juicio con prisión domiciliaria, hasta que se la descubrió de fiesta en un recital de “La Barra”, en abril de 2018. Al haber violado la prisión domiciliaria, a la mujer se le volvió a dictar la preventiva.

El trágico caso de Jair Luchessi
Liliana y Jair Luchessi fueron noticia en 2012, cuando el bebé fue secuestrado en un confuso episodio ocurrido en septiembre de ese año, mientras la mujer supuestamente ejercía la prostitución. Una semana después, Jair Emanuel fue hallado en Mendoza y se produjeron varios arrestos. El niño fue devuelto a la madre, algo que fue cuestionado por muchos y que eventualmente quedó comprobado que fue una muy mala decisión. El 4 de octubre de ese mismo año, el ex gobernador de la Provincia, Claudio Poggi, entregó a la familia del bebé Jair Emanuel el decreto número 4554, el cual garantiza solventar todos los gastos en educación del infante desde jardín hasta la universidad. Ese mismo mes, uno de los presuntos secuestradores del bebé se ahorcó en su celda.

Un año y ocho meses después, en junio de 2014, el bebé Jair Emanuel ingresó sin vida al policlínico de Villa Mercedes. Primeramente, la causa de muerte se estableció como “shock hipovolémico de origen traumático en la zona abdominal”, pero luego la forense detectó en el cadáver vestigios de golpes y una fractura en la cara y una cicatriz de quemadura en el antebrazo izquierdo. Además, tenía un diente flojo y lesiones en el frenillo de la boca.

Denasio y Flores cuando fueron condenados por el secuestro del bebé.

Tras intentar culpar a su pareja del momento, Liliana Luchessi fue procesada por homicidio calificado por el vínculo y trasladada al Servicio Penitenciario Provincial, donde fue compañera de Verónica Flores y Lucía Denasio, quienes estaban procesadas por el robo de su bebé ocurrido en 2012.

En mayo de 2015, con Jair ya muerto, Denasio fue condenada a 5 años de prisión, mientras que Verónica Flores fue dejada en libertad por falta de mérito. La causa tuvo otro condenado, Pedro Flores, a quien le dieron 7 años de prisión. Cuando declaró, Pedro Flores aseguró que Luchessi había vendido a su bebé a Brian Fonzalida, el joven de 18 años que se suicidó en octubre de 2012, mientras estaba en prisión preventiva por el secuestro de Jair Emanuel.

Categorías: Noticias