Magistrados explican la causa de la familia que se arrepintió de adoptar a una niña haitiana

La magistrada dio inicio a la reunión, destacando que “se convocó una conferencia de prensa, atento a que ha habido una desinformación por parte de los medios, de la gente en general, respecto a lo que ha sucedido en estos últimos tiempos, a propósito de la menor de origen haitiano. El objetivo de esta conferencia es poder informar, ya que la desinformación sólo trae confusión”.

La Dra. Sorondo Ovando aseveró que la causa se inició en julio del año pasado, con una denuncia realizada en la Defensoría de Menores. Por tal motivo, se pone en movimiento el aparato jurisdiccional y se interviene en la vida de la menor. “La niña había sido adoptada en un país extranjero y si bien los padres pusieron todo de sí, muchas veces en las adopciones no siempre se forma ese vínculo. La nena estaba perfectamente adaptada y en buen estado de salud, pero no se creó el vínculo entre la familia y ella, motivo por el cual los adoptantes – en el mes de julio del corriente año – presentaron un escrito, poniendo a la menor a disposición de la justicia”, añadió la jueza.

Además, la magistrada comentó que los padres adoptivos manifestaron que no la podían tener porque no se había originado un vínculo entre ellos y querían preservar a la nena y a la familia, ya que la misma se constituye con el matrimonio y otros hijos. “Por lo cual, con este contexto y el aval de la Defensora de Menores N° 1, tomamos la decisión de poner a la menor, bajo la guarda de otra familia, que está inscripta en el R.U.A. (Registro Único de Adoptantes) y es ahí donde permanece provisoriamente”, explicó la jueza.

También aclaró que “si bien la adopción realizada en Haití, está bien hecha, faltó un paso burocrático, un sellado que se tendría que haber hecho en el país extranjero antes de traer la menor a nuestro país, ese fue el paso que no se cumplió, por ende en Argentina, no se pudo legalizar esa sentencia. De lo cual se intimó en reiteradas veces, a los padres adoptivos”.

“Nosotros no consideramos que éste sea un caso federal ya que hace dos años que la menor vive acá y concurre a una escuela local”, finalizó la magistrada.

Categorías: Noticias