Medio Ambiente: San Luis fue postulada para el premio Príncipe de Asturias

La carta de postulación provino del Concejo Federal de Medio Ambiente.

El Consejo Federal de Medio Ambiente decidió postular a San Luis para recibir el galardón Príncipe de Asturias. La provincia puntana se destaca por las fuertes políticas implementadas y orientadas al crecimiento y al progreso de San Luis, además del cuidado de los recursos naturales puntanos.

Desde 1981, el premio Príncipe de Asturias se entrega a la persona, institución o grupo cuya labor haya contribuido al entendimiento y a la convivencia en paz entre los hombres, a la lucha contra la injusticia, la pobreza, la enfermedad, la ignorancia o a la defensa de la libertad. También a aquellos que hayan abierto nuevos horizontes al conocimiento o se hayan destacado en la conservación y protección del patrimonio de la Humanidad.

La carta de postulación, firmada por el presidente del Organismo, Alfredo Montalván (representante de Tucumán) y acompañada orgullosamente por la vicepresidenta Daiana Hissa, ministra de Medio Ambiente, destaca las diferentes políticas implementadas en la Provincia, todas ellas orientadas al crecimiento y al progreso de San Luis, pero también al cuidado de los recursos naturales puntanos. El resto de los miembros del CoFeMa acompañó la iniciativa y así lo manifestó en la Asamblea realizada en Potrero de los Funes la semana pasada.

La ceremonia de entrega de los premios está considerada como uno de los actos culturales más importantes de la agenda internacional. A lo largo de su historia, estos galardones han recibido distintos reconocimientos, como la declaración extraordinaria que la UNESCO realizó en 2004 por su excepcional aportación al patrimonio cultural de la Humanidad.

Los ganadores

Los Premios Príncipe de Asturias se entregan en ocho diferentes categorías, ilustres personajes lo han recibido como el ambientalista norteamericano Al Gore en 2007, Ingrid Betancourt en 2008 y Unicef en 2010. Son pocos los argentinos que llegaron a este podio: en 1982 Mario Augusto Bunge por su aporte a las ciencias naturales, Raúl Alfonsín en 1985 por el traspaso democrático, el bioquímico tucumano David Vázquez Martínez ese mismo año y la labor del Comité Científico para la Investigación de la Antártida en 2002, integrado por profesionales argentinos.

Categorías: Noticias