No prosperó pronto despacho para que les realicen descuentos a concejales que no se capaciten en Ley Micaela

Esta mañana, la concejal Daniela Serrano, del bloque Frente Justicialista de Todos, pidió un pronto despacho para un proyecto de resolución que presentó, solicitando que se les realice un descuento del 25% de la dieta a los ediles que no concurran a la capacitación obligatoria en Ley Micaela que la Dirección de Género y Diversidades de la Municipalidad de San Luis dictará el próximo viernes 25 de junio para el Concejo Deliberante.

Este proyecto de resolución tiene pase a la comisión de la Mujer y el objetivo de Serrano era que se le de un pronto despacho para que sea tratado, y preferiblemente aprobado, el próximo jueves 24, o sea un día antes de la capacitación, y asegurarse que nadie falte.

“Frente a inasistencias, lo que prevé nuestro reglamento interno es no gozar de la dieta, por lo tanto va en consonancia con eso, si vamos a discutir la naturaleza de la sanción, creo que debería ser en función de lo que ya está establecido en la Carta Orgánica, que no es ni trabajo comunitario ni otro tipo de sanciones, sino que es la reducción o el no gozar la dieta”, dijo Serrano, cuando le tocó fundamentar su pedido.

En otro punto de la sesión, Serrano sostuvo que esta “es una sanción que se puede discutir en el seno de la comisión” de la Mujer, pero el resto de los bloques no opinó lo mismo. Por ejemplo, Celeste Aparicio, de San Luis Unido, subrayó que este proyecto implica una “modificación del reglamento”, por lo que no puede ser tratado en la comisión de la Mujer; mientras que Carlos Ponce señaló que no estaba de acuerdo “en lo que hace a las posibilidades que tiene esta comisión de aplicar sanciones a sus colegas concejales”. “Es una comisión que no es responsable de las modificaciones del reglamento e instaurar una sanción monetaria hacia nosotros, los concejales, no es procedente. No está dentro de las facultades de la comisión de la mujer”, dijo Ponce.

Si bien varios concejales estaban claramente en contra de este proyecto, ninguno de ellos se animó a votar en contra del mismo, seguramente por miedo a algún tipo de escrache, y se limitaron a abstenerse, remarcando además de que no tienen intenciones de faltar a la capacitación en Ley Micaela. Así fue como el pronto despacho solicitado por Serrano logró 8 votos afirmativos y 6 abstenciones, lo cual no le alcanzó para ser aprobado, ya que necesitaba mayoría calificada, que serían 10 votos afirmativos. Por ende, el proyecto va a seguir su curso normal a la comisión de la Mujer, el Niño y la Ancianidad.

Categorías: Noticias