Paro de transporte: el Gobierno rápidamente tomo posición a favor de la patronal

En horas de la tarde dictó la conciliación obligatoria, defendiendo en todo momento a María del Rosario y Sol Bus.

“El Programa Relaciones Laborales no ha sido notificado debidamente de que se iba a llevar adelante esta medida, ha sido absolutamente intempestiva, fuera del marco normativo vigente, por lo tanto el programa, en este momento, está procediendo al dictado de la conciliación obligatoria, entendiendo que la medida no se ha ajustado a la normativa vigente”, anunció ayer la jefa del programa Relaciones Laborales, María José Scivetti, en relación al paro de transporte de las empresas interurbanas María del Rosario y Sol Bus. 

Primeramente, la funcionaria destacó que el paro no fue comunicado debidamente, algo que los delegados de los manifestantes reconocieron, motivo por el cual se demoró la aplicación de un plan de contingencia. Eventualmente se realizó un diagrama de emergencia, pero no se llegaron a cubrir algunos de los servicios especiales de la empresa, como aquellos que trasladan obreros hacia determinadas fábricas de la provincia. “La forma en que se llevó adelante esta medida ha sido de una manera bastante desordenada, ni siquiera la entidad gremial había tomado conocimiento. Hizo una presentación en el transcurso de la mañana, que fue firmada por el secretario de Finanzas. Cuando yo me comuniqué a la madrugada con el secretario gremial, este no estaba en conocimiento de que se iba a llevar adelante la medida”, contó Scivetti.

De igual manera, al ser consultada por el reclamo de los trabajadores, la funcionaria rápidamente tomó postura a favor de la patronal, destacando que “las empresas María del Rosario y Sol Bus sería la empresa que más se aproxima a lo que es el convenio colectivo de trabajo, teniendo algunas diferencias que se pagan de manera no remunerativa y que oportunamente habían celebrado un acuerdo entre trabajadores y empresa”.

Según Scivetti, el paro en realidad estuvo asociado a dos despidos ocurridos en la empresa, uno justificado y otro sin causa. “La empresa reconoció que está haciendo uso de su derecho a despedir dos trabajadores y que en el caso del despido sin causa iba a proceder a la indemnización pertinente. Si nos preguntamos cuáles fueron los verdaderos motivos, si hubiera sido una actitud de solidaridad respecto a estos dos despidos, no estamos hablando de un conflicto colectivo, estamos hablando de un conflicto individual”, dijo la jefa de Relaciones Laborales, dejando más que en claro que no estaba entre sus planes tomar algún tipo de medida contra María del Rosario y Sol Bus.

“Es un grupo minoritario de trabajadores que impide que el resto de los choferes que impide que el resto de los choferes pueda prestar el servicio normalmente”, dijo Scivetti solidificando su postura a favor de la patronal, cuando lo cierto es que la cantidad de manifestantes y de los que querían salir a trabajar era más o menos la misma. Este medio no puede dar fe que haya sido así toda la mañana, pero cabe destacar que, al menos desde las 11 horas en adelante, ningún colectivo bloqueó la salida del predio de María del Rosario y Sol Bus.

De igual manera, Scivetti llamó a conciliación obligatoria, instando a la empresa y los trabajadores a restituir el servicio y establecer una mesa de diálogo.

Por su parte, Víctor Cianchino, jefe del programa Transporte, aseguró que “el servicio va a estar garantizado con este diagrama de emergencia hasta que se reestablezca el servicio regular”. El servicio de emergencia lo prestó la empresa Travel Sur. Justamente, los trabajadores que ayer eligieron no manifestarse lo hicieron para defender su fuente de trabajo, ya que temen que desde el Gobierno 

“La empresa tiene la exclusividad del corredor hasta el año 2015. Asimismo, es importante recalcarle y recordarle a las empresas,
como así también a los usuarios, que los corredores no son exclusivos. Los corredores son de la provincia. Los corredores no son exclusivos. No los tiene exclusivo ni Juana Koslay, ni Portal de Cuyo, ni Blanca Paloma, ni Panaolma ni Sol Bus. Después, cuál sea la decisión que se va a tomar, seguramente va a ser en pos del beneficio de los usuarios”, fue la poco clara respuesta de Cianchino cuando se le preguntó si era justificado el temor de los trabajadores que no se manifestaron.

Categorías: Noticias