Preocupación en Dos Anclas por efluentes cloacales de la ciudad

De acuerdo a un concejal K, el problema se debe por el mal funcionamiento de las piletas de oxidación de la Planta de Efluentes Cloacales.

La Comisión de Obras Públicas del Concejo Deliberante recibió el martes pasado a gente de la empresa Dos Anclas, quienes manifestaron a loe ediles su preocupación por los efluentes cloacales que provienen de la ciudad y que estarían llegando a Salinas del Bebedero, donde se ubica la fábrica. A raíz de la reunión, se presentó un proyecto de pedido de informe a la Municipalidad para saber si ya se están tomando acciones sobre el tema.

“Nos ponen de manifiesto su preocupación porque los efluentes cloacales están llegando a las salinas, lo que pone en riesgo su trabajo y el destino de las Salinas del Bebedero. En definitiva, nos piden una colaboración para ver qué se puede hacer con el Municipio y también con la Provincia a  fines de tratar de buscar una solución a este problema. Todos sabemos que las piletas de oxidación están plagando de deshechos y esto sigue el cauce y están llegando hasta las Salinas”, comentó el concejal Roberto González Espíndola.

El edil contó que la gente de Dos Anclas trató de frenar el avanza de los deshechos con un represa ubicada en un campo colindante que se pensaba que iba a resistir 90 días y en apenas  un mes se desbordó, con lo cual el problema estaría agravado. “El tiempo corre en contra de ellos”, opinó el edil. 

Según González Espíndola, el origen del problema es de vieja data pero se agravó por el no funcionamiento de las piletas de oxidación, lo que produciría el derrame de efluentes cloacales al río.

“Hay que buscar una solución en conjunto tanto Municipio, Provincia y también me parece correcto buscar una solución a nivel nacional porque es un problema ambiental que puede terminar en una cuestión muy grave”, expresó el concejal.

 

Categorías: Noticias