Riccardo mira hacia atrás

Cerca del final de su gestión, el Rector de la UNSL hace un balance de sus 6 años.

Ayer, el acto eleccionario de la Universidad Nacional de San Luis, cuyos resultados se deberían dar a conocer el día de hoy, marcó el inicio del fin de la gestión de José Luis Riccardo al frente de la institución por dos periodos de 3 años. En un cálido contacto con la prensa, el rector destacó los logros de su gestión y los asuntos pendientes. A la política, por más que ya ha confirmado su precandidatura a diputado nacional, prefirió dejarla de lado durante nuestra charla.

“Asumí esta responsabilidad con un proyecto, con un equipo de trabajo y un apoyo de muy importante de toda la comunidad y de todos los claustros. Los ejes de desarrollo se pudieron llevar a cabo en gran medida. Hay casi 40 nuevas carreras emergentes en los últimos 6 y 7 años. Pudimos crear 3 institutos de investigación nuevos y un centro científico tecnológico en acuerdo Universidad – Conicet. Abordamos el desafió de ampliar la territorialidad de la universidad, es decir centros universitarios como el de Tilisarao, La Toma, el campus de Merlo, el incipiente centro en Unión e inclusive creo que dentro de muy poco vamos a poder avanzar en el norte en una alianza institucional con Quines. Se desarrolló la cooperación internacional, lo que se ve cuantitativa y cualitativamente, con Latino América y con Europa. Intercambios con financiamiento externo, que no nos implicaron recursos nuestros”, comenzó diciendo Riccardo.

En cuanto a la creación de 4 nuevas facultades, sin lugar a dudas el proyecto más importante y polémico de su gestión, el Rector sostiene que “resolvió un tema de demanda histórica de Villa Mercedes y generó una presencia territorial estratégica y a fututo en Merlo, con Turismo y Urbanismo”. “Eso va a ser un centro de referencia, no pasado mañana, probablemente dentro de 10 años, pero hay que sembrar en algún momento”, agregó Riccardo.

“El presupuesto, 10 años atrás teníamos un presupuesto comparativo con la municipalidad de San Luis, era la mitad el de la universidad, ahora es más del doble, casi tres veces. Hemos transitado una época, donde hemos apelado a la gestión de nuevos recursos”, comentó Riccardo, a la par que destacó la terminación del 2do bloque, que estuvo más de 10 años en obra, y la construcción del comedor universitario de Villa Mercedes.

Por el lado de las cuentas pendientes, comentó que le hubiera gustado “afianzar más el desarrollo de los centros territoriales” del interior de la provincia, y llevar Enfermería a toda la zona del norte, “donde es muy necesaria esta profesión”.

“Creo que debemos dar un paso tecnológico y deshacernos de la gestión del papel y a pasar a una gestión digital plenamente”, dijo el rector saliente, antes de recalcar la necesidad de formar más técnicos. “No se puede desarrollar un país solo con médicos e ingenieros”, concluyó Riccardo.

Categorías: Noticias