Según Bromatología, el Juzgado de Falta los obligó a devolver mercadería en descomposición

La misma estaría siendo comercializada en pequeñas y medianas carnicerías de la ciudad de San Luis.

Ayer, el director de Bromatología municipal, Franco Guzmán, dio detalles de un operativo realizado el fin de semana, el cual llevó al secuestro de una gran cantidad de productor cárnicos en mal estado que, luego, el Juzgado de Faltas los obligó a liberar para que sean comercializados en la ciudad de San Luis.

De acuerdo a Guzmán, el operativo se llevó a cabo en la vía pública, donde se detuvo un camión que transportaba dos medias reses y dos “cortes pistola”. El vehículo, según contó, no tenía ningún tipo de documentación, no estaba habilitado como transportador alimenticio ni contaba con libreta sanitaria alguna. Como si eso fuera poco, la carne, aseguró, era transportada a una temperatura de 12°, cuando lo permitido es entre 0 y 5°. “O sea que estaba muy por encima de lo permitido”, dijo el funcionario municipal.

La sorpresa llegó cuando, después de meses de trabajar sin problemas con el juez de Faltas, Alejandro Ferrari, éste ordenó que la mercadería y el vehículo sean devueltos. “Se enviaron las actas al Juzgado de Faltas y el juez ordenó, en primera instancia, la devolución del vehículo a una persona que no es el titular del mismo. Con respecto a la mercadería, él resolvió que hiciéramos un control de las características organolépticas del producto. Según los facultativos nuestros, estaban mal las características, por lo cual siguió la mercadería intervenida. En segunda instancia, el juez ordena la devolución de la mercadería y a eso se procede porque es decisión de su señoría”, relató Guzmán.

“Él se asesora, al igual que nosotros, a través de facultativos técnicos. A lo mejor, para los facultativos de él no opinaban lo mismo que nosotros. Nosotros lo hacemos viendo a los animales. A lo mejor, si lo hubiesen visto, lo hubieran asesorado de otra manera”, agregó el director de Bromatología, quien, antes de concluir, advirtió a los vecinos de la ciudad que esta carne estaba destinada a ser consumida en pequeñas y medianas carnicerías de la ciudad de San Luis.

Categorías: Noticias