Sin quórum para tratar el proyecto de creación de partidos políticos departamentales

Una vez más, Unidad Justicialista decidió no bajar al recinto, medida que fue respaldada por el bloque Sanluiseños por el Cambio. El motivo de tal decisión fue un proyecto de ley del diputado radical Alberto Fara, del bloque unipersonal Raúl Alfonsín, para permitir la creación de partidos políticos departamentales.

El proyecto, que no ha caído nada bien entre los principales partidos políticos de la provincia, tenía despacho preferencial para el día de hoy, por lo que había que tratarlo sí o sí. Sin embargo, como estos dos bloques no bajaron al recinto, la sesión se quedó sin quórum, a diferencia de lo que pasó hace dos semanas con la ley de pirotecnia sonora cero; ocasión en que los legisladores de Unidad Justicialista tampoco dieron quórum, pero a la oposición le alcanzó la gente para sesionar.

Alberto Fara presentó este proyecto en junio de este año, pero para que no se mezclara con todo el proceso electoral, su tratamiento fue pospuesto hasta el día de hoy. “Tuve que pedir el tratamiento porque me quedo ya sin sesiones y en caso de que el proyecto prosperara, necesitamos mucho tiempo para organizar los partidos”, dijo Fara.

“La ley dice que solo existen los partidos provinciales y municipales, y no existen los partidos departamentales, a pesar de que los departamentos son reconocidos en el artículo 102 y 109. La Constitución habla de que los departamentos constituyen un distrito electoral, pero no pueden tener partido político. O sea que hay una incongruencia. Es lo mismo que si la Nación le prohibiera a las provincias tener partidos provinciales. Y así caemos en el unitarismo total y absoluto de que desde los centros nos manejen al resto”, argumentó Fara.

Durante la sesión parlamentaria del día de hoy, contó Fara, los otros bloques le sugirieron consultar el asunto con los partidos políticos de la provincia. “Yo me acordaba de lo que decía siempre el general Perón, de que si querés que algo no camine, tenés que armar una comisión. Imaginate si te mandan a que los consultés con los partidos políticos, lo vamos a sacar (al proyecto) en el 2025 más o menos. Para esto, prefiero que me digan ‘no estoy de acuerdo con el proyecto’ y somos más honestos y más sinceros”, dijo el legislador radical.

En cuanto a las razones detrás del proyecto, Fara dijo lo siguiente: “El justicialismo y el radicalismo de la provincia son los que nos manejan en el interior y, bueno, llegó un momento en que en el interior dijimos no queremos que nos manejen más”. El legislador también manifestó que oponerse a este proyecto es “tener miedo a la política, tener miedo a que alguien crezca y haga algo”.

Otros puntos importantes del proyecto de ley es que los partidos tendrán que ser nuevos, o sea que no podrán llamarse “Unión Cívica Radical Departamentos Junín”, y que las adhesiones necesarias son el cuatro por mil del padrón del departamento.

Por su parte, Pablo Zamora, presidente del bloque Sanluiseños por el Cambio, que fue uno de los que no dio quórum para tratar este proyecto, sostuvo que este proyecto implica una “modificación estructural” a una ley tan importante como la de Partidos Políticos. “Intelectualmente, es una idea que podemos compartir o no, pero sin dudas creo que se tiene que hacer una convocatoria mucho más amplia. Queremos dar el debate en cuestiones que tienen que ver con cómo ordenamos esta ley que nos rige a todos, pero esta convocatoria no existió ni para los partidos que hoy tienen representación ni para los partidos que no tienen representación institucional hoy en día. Entonces me parece que tratarlo hoy así, medio a las apuradas, no era beneficioso para las instituciones de nuestra provincia”, argumentó el diputado, quien además opinó que esta ley responde “mucho más a deseos personales” y que se trata de una discusión que se debe dar “dentro de los partidos, no con una norma”.

Categorías: Noticias