Zoonosis municipal rescató intervino en el caso de dos perros maltratados

Ante el aviso por redes sociales y mensajes telefónicos, la Municipalidad de San Luis acudió a una vivienda ubicada en el barrio Eva Perón para rescatar a una perra de tres meses, con signos de maltrato. El procedimiento fue el pasado jueves 17 de septiembre.

Mariana Gutiérrez, directora de Zoonosis municipal, afirmó que al llegar a la vivienda, los vecinos entregan el animal debido a su grave estado de salud y que se trataba de una cachorra mestiza cruza con ovejero alemán, que se encontraba inconsciente por la violencia física sufrida.

La denuncia indica que “había sido golpeada con una varilla, acción que la dejó inconsciente”. Además, la funcionaria detalló que el estado del animal era complejo ya que presentaba desnutrición y ectoparásitos. “Es un claro caso de abandono de mascota por la falta de atención veterinaria y alimentación adecuada”, dijo.

“Ante el delicado estado, fue trasladada de inmediato a la veterinaria Milán, gracias a la colaboración de la señora Hilda Alanis, quien ofreció su cuenta para que el equipo médico pudiera brindarle las primeras atenciones. Pero, debido al estado grave fue necesario derivarla a la clínica veterinaria Ianizzoto, de calle Bolívar, para su internación. ‘Frida’, como ha sido llamada, en estos días ha tenido una leve mejoría, pero su estado sigue siendo reservado”, dijo Gutiérrez. Una vez que salga de peligro será derivada al equipo médico de Zoonosis para que continúe con su recuperación y pueda ser dada en adopción.

Denuncia a la dueña e intimación al hijo
Gutiérrez explicó que luego del rescate, junto a los inspectores municipales se acercaron a la Comisaría N° 39 para radicar la denuncia contra la dueña. “De esta forma el juez a cargo tomó conocimiento de lo ocurrido y del estado del animal”, detalló.

El viernes se realizó un operativo a cargo de la Comisaria Nº 39 donde, en forma conjunta con personal de la División de Canes y agentes de la Dirección de Zoonosis se constató, en el domicilio de la denunciada, que habitaba otro animal, un canino de raza pitbull, propiedad del hijo de la dueña de la vivienda.

“En líneas generales el perro se encuentra bien y no muestra signos de ser un animal maltratado físicamente, es sociable y cariñoso”, dijo la funcionaria. Asimismo, el dueño fue intimado por la Dirección de Zoonosis para que mejore las condiciones ya que presentaba ectoparásitos y no posee libreta sanitaria “El Juez le otorgó el beneficio de plazo para que pueda vacunarlo, castrarlo, desparasitarlo y además lo inscriba en el registro de perros potencialmente peligroso”, precisó Gutiérrez.

La funcionaria aprovechó para recordar que, en caso de violencia animal, los vecinos pueden denunciar a través de la línea telefónica 147 o enviar un mensaje por las redes sociales del área (Zoonosis y Medio Ambiente San Luis). “Lo vemos en el momento y damos aviso de inmediato a los inspectores para que intervengan”, afirmó la funcionaria.

El segundo caso se detectó ante la denuncia de testigos y la Dirección de Zoonosis municipal tomó intervención para recuperar el animal y denunciar al vecino, a quien le realizaron un acto por haber golpeado a su perro con una piedra, provocándole hundimiento de cráneo y dejándolo en grave estado. El hecho ocurrió en el barrio 500 Viviendas Sur, el pasado 28 de septiembre.

Mariana Gutiérrez, directora de Zoonosis Municipal, señaló que el elemento fue arrojado sobre la cabeza del labrador. “La piedra tenía aproximadamente dos kilos, lo que le ocasionó un desmayo”, contó.

Testigos denunciaron el hecho a Zoonosis, que acudió de inmediato. “Constatamos lo ocurrido, retiramos el animal para realizarle la atención veterinaria, dimos aviso al juez y labramos un acta al responsable de la agresión”, explicó la funcionaria.

Gutiérrez detalló que al momento de asistirlo, se encontraba desmayado y en grave estado. “Había sufrido el hundimiento de su cráneo. Su vida corría peligro”, dijo. A pesar del estado crítico, los veterinarios de Zoonosis pudieron recuperar su salud y darlo de alta a los pocos días.

“Actualmente, está estable y en buen estado. Una vez recuperado completamente lo vamos a castrar y vacunar”, adelantó, a la vez que informó que ya fue adoptado por una nueva familia. “Son vecinos que observaron los hechos y decidieron cuidarlo y acompañarlo en su recuperación”, contó la funcionaria.

La importancia de denunciar
Gutiérrez remarcó lo fundamental de radicar denuncias legítimas en la Dirección para la intervención de la Municipalidad. “En lo posible deben sacar fotos o grabar videos para demostrar lo que está ocurriendo”, recomendó.

También, recalcó la necesidad de que se verifiquen los hechos antes de radicar denuncias. “Hay que acercarse y de forma respetuosa constatar que esté pasando alguna agresión o violencia. Verificado eso nos llaman o nos envían mensajes por las redes sociales y nosotros acudimos”, afirmó.

Para entrar en contacto se puede enviar un mensaje a través las redes sociales de Zoonosis y Medio Ambiente Municipal o acercarse a la oficina de la Dirección, ubicada en Pringles 352. Otra opción es por teléfono al 0266 489-6824.

Categorías: Noticias