La catequista dio su testimonio en la causa.

A fines de la semana pasada, declaró la catequista en la causa de la tragedia de Zanjitas. El testimonio de la religiosa contradice en varios puntos la declaración del chofer del colectivo.

Según contó Carlos Salomón, abogado de la familia de una de las nenas fallecidas, la catequista declaró que, en el momento de la colisión, el motor del colectivo avanzaba lentamente. Esta parte de la declaración contradice a los dichos del chofer César Jofré, quien manifestó que el vehículo se paró sobre las vías.  

Además, la religiosa dijo que nadie dio un grito advertencia cuando el tren se acercaba. Por su parte, Jofré declaró que vio el tren a 200 metros, mientras el colectivo estaba a 40 metros de las vías. Salomón expresó que “era perfectamente posible que (el chofer) hiciera una maniobra de frenaje para evitar colisionar con el tren.  Esta persona intentó ganarle al tren y lo hizo en forma indebida”.

En lo relativo al tren, una pericia estableció iba a una velocidad no menor a 34 Km/H cuando se aplicaron los frenos y a 50 metros del cruce.