Tratan sobre la extensión de los beneficios de la Promoción para San Luis, San Juan y La Rioja que la provincia de Mendoza objetó.

Ayer a la tarde, el fiscal de Estado, Eduardo Allende, anunció que el Gobierno de San Luis se ha sumado a dos presentaciones realizadas en la Corte Suprema de Justicia de la Nación relativas a la extensión de los beneficios de la Promoción Industrial. Cabe recordar que la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, ordenó dicha medida para las provincias de San Juan, San Luis y La Rioja, pero el decreto fue objetado por Mendoza, quien desea ser incluida en los beneficios.

Según explicó Allende, una de las causas fue iniciada por la empresa Orbis, radicada en el interior de nuestra provincia (Fraga), y pide “la represión de los cupos de la promoción industrial”, lo que implica “no una actualización o indexación de los cupos de promoción, sino simplemente mantener la ecuación económica del sistema de la Promoción Industrial, y garantizar así que las empresas tengan un beneficio real y actual”. De acuerdo al fiscal, la Provincia se suma a esta causa porque es la más adelantada de todas, ya que cuenta con “4 o 5 votos de la Corte Suprema”.

La otra acción legal a la cual San Luis se ha presentado fue iniciada por la provincia de La Rioja, y solicita que la Corte “intervenga como único tribunal en el conocimiento de la validez y constitucionalidad del decreto presidencial 699 de 2010”. La Rioja tomó esta acción luego de que jueces federales de Mendoza y San Juan fallaran en contra y a favor, respectivamente, del decreto 699.

Para concluir, el fiscal aseguró que el Gobierno ha tomado estas decisiones luego de sendas reuniones y pedidos de la CGT y cámaras empresariales de la provincia. Al respecto, Allende destacó que hay más de 17 mil puestos de trabajo en juego.