La justicia dispuso revocarle la prisión preventiva junto con los otros detenidos de la causa. El abogado Rodolfo Mercau denunció en Tribunales que su cliente sufrió apremios ilegales en el Servicio Penitenciario por parte de un celador. Matías Quiroga (21) fue liberado el viernes pasado luego de con prisión preventiva por el robo de la estancia Rama, propiedad de la ex funcionaria del Gobierno, Alicia Bañuelos.

“A pedido de la familia fui a visitar a Matías Quiroga. Me entrevisto primero con algunos penitenciarios y me conforman que había habido un problema y que el celador que había golpeado a Matías tenía un permiso por la ART como para justificar alguna resistencia. Lo vi golpeado en el parietal derecho, con la boca hinchada”, comentó el abogado.

La versión oficial es que Quiroga fue requisado porque se estimaba que se tragó un objeto.

Según Mercau, “el director del Servicio dice que se ha golpeado solo. Eso es mentira. Se la sacó placa en la cabeza y en el estómago para ver si era cierto que se había tragado algún elemento, cosa que salió negativa”.

Desde hace casi dos meses, la madre de Quiroga, colocó una carpa en la vereda del Poder Judicial para pedir por la libertad de su hijo.