Concejales opositores formularon denuncia penal contra la presidenta del Concejo Deliberante

En una conferencia de prensa realizada el día de hoy, los concejales opositores del Frente Justicialista de Todos, con Juan Martín Divizia, Alejandro Cordido y Agustina Gatto a la cabeza; hicieron pública una denuncia penal contra la presidenta del Concejo Deliberante, Agustina Arancibia Rodríguez. La denuncia se fundamenta en una serie de presuntos delitos que, según los concejales, han ocurrido desde el 15 de diciembre en adelante.

Divizia comenzó la conferencia agradeciendo la presencia de los periodistas y explicó que la denuncia se basa en cuatro hechos graves que han ocurrido en el Concejo Deliberante, como son “la aprobación ilegal de un empréstito, el abuso de autoridad en relación con empleados del Concejo, el mal tratamiento de la emergencia económica y el desdoblamiento salarial, que afectó a toda la familia municipal”.

“El diálogo no soluciona un delito, si vos cometiste un delito, por más que haya diálogo, el delito lo cometiste igual. Por un lado, se cometió un delito y nos estamos haciendo una denuncia que es nuestro deber como funcionarios públicos”, respondió el opositor, al ser consultado sobre si hay diálogo con Arancibia Rodríguez.

Con respecto al empréstito, el opositor remarcó que fue aprobado “con mayoría simple”, cuando ellos consideran que “tenía que ser con dos tercios de los votos, o sea con diez”. También apuntó a lo que señaló la concejala Johana Medina cuando se trató el tema, quien alegó que había una diferencia “empréstitos y operaciones de crédito”. “Una concejala leyó un artículo que no tenía nada que ver con la situación”, sostuvo Divizia.

Por su parte, Cordido explicó el proceso de presentación de la denuncia ante la unidad de abordaje fiscal del Poder Judicial, destacando que aún no se conoce qué fiscal intervendrá en el caso. Además, Cordido mencionó la posibilidad de plantear una nulidad de votación y la discusión política en la Comisión Investigadora.

Cordido enfatizó: “Lo que se va a evaluar es si se cometió abuso de autoridad y violación de deberes de funciones públicas, inicialmente, a partir de ahí verán los fiscales.”

El desdoblamiento salarial, otro de los puntos destacados en la denuncia, generó gran controversia entre los trabajadores municipales y los concejales opositores. Según lo expuesto en la conferencia, los fondos para pagar los salarios estaban disponibles en un plazo fijo, pero no se usaron, lo que afectó la economía de los empleados del Concejo Deliberante y sus familias.

El concejal opositor apuntó a que estaríamos ante la posibilidad de que uno de los Poderes, el Ejecutivo en este caso, haya realizado “una apropiación indebida de recursos que son propios de otro”, que sería el Concejo Deliberante. A esto se le suma que “la presidencia del Concejo del Deliberante, que es quien tiene la obligación, la responsabilidad de administrar los fondos”, no reclamó los fondos correspondientes.

“La presidenta no dicta ninguna resolución donde dispone como Órgano Legislativo, en relación a la administración de los recursos propios del Concejo, pagar los sueldos desdoblados. Ella asume lo que hace el Poder Ejecutivo y hace lo mismo, entonces nosotros entendemos que, por un lado, hay un abuso de autoridad de su parte, un incumplimiento de los deberes de funcionaria pública y una apropiación por parte del Poder Ejecutivo de los recursos del Consejo que no los da en su totalidad”, sintetizó la concejala Agustina Gatto, quien, como abogada, presentó la denuncia.