Sin anuncio de mejora salarial, culpando a la gestión Tamayo por la herencia, Hissa inauguró las sesiones del Concejo

Foto: Prensa Concejo Deliberante de la Ciudad de San Luis.

El intendente capitalino, Gastón Hissa, brindó este viernes su primer discurso de inauguración del periodo ordinario de sesiones del Concejo Deliberante. Hissa dedicó la mayor parte del discurso para remarcar las malas condiciones en las que recibió la Municipalidad de San Luis y solamente hizo un par de anuncios sobre lo que planea implementar en su gestión. No hubo ningún anuncio de aumento o mejora salarial para los trabajadores municipales.

“En los próximos meses estaremos enviando ordenanzas y llevando adelantes programas cuyo objetivo principal será la de mejorar los servicios públicos a los ciudadanos, por ello es que le pido a la oposición que reflexione sobre el rol que asumieron en estos últimos días, entiendan el mensaje de la sociedad y abandonen las viejas prácticas de la política que tanto daño le hicieron a la provincia y la ciudad”, fueron los escuetos y abstractos anuncios de Hissa.

Previamente, instó a trabajar en un nuevo código urbanístico que establezca claramente los estándares para las nuevas construcciones simplificando la aprobación de las obras.

No hubo anuncio de mejoras en los salarios de los trabajadores municipales ni siquiera en la asignación escolar como hizo el Gobierno provincial para sus empleados.

El discurso de Hissa se extendió por poco menos de una hora, y dedicó cerca de 40 minutos para detallar por área, las malas condiciones en las que recibió el municipio por parte de la gestión de Sergio Tamayo. En este punto se pueden mencionar déficit de $41 millones al asumir, déficit crónico mensual de $2.000, se detectó un parque automotor de 194 unidades de un total declarado de 247, deuda superior a los 3 millones de dólares en Transpuntano por la compra de colectivos, déficit de $3.153.778 del Mercado Municipal, etc.

En el segundo tramo del discurso hizo mención de las medidas que tomó en poco más de 80 días de gestión. Las medidas de ajuste permitieron una reducción del 20% del déficit en casi tres meses. En este sentido se redujo de nueve a cuatro las secretarías y la planta de funcionarios de 240 a 79. No se renovaron contratos de locaciones de servicios ni ayudas económicas que caducaron el 31 de diciembre, despidos de personal con contratos irregulares y/o con irregularidad en el pase a planta permanente y de nombramientos, etc.

Luego mencionó diversas acciones que realizaron las áreas municipales en la ciudad de San Luis. Es importante mencionar que tras la finalización del discurso se desató un escándalo en la puerta del Concejo cuando policías y sindicalistas evitaron que la prensa entrevistara a Hissa por medio de empujones y manotazos.
[adinserter block=”1″]