Inscriptos en planes de vivienda de 2011 volvieron a reclamar en Terrazas del Portezuelo

Esta mañana, un grupo de personas que llevan más de 8 años inscriptos en planes habitacionales de la provincia reclamaron frente a las oficinas de la Secretaría de Vivienda ya que todavía no tienen idea de cuándo van a tener sus casas. Estas personas están inscriptas en los planes Progresos y Sueños que se lanzaron a fines de 2011, durante los últimos días de la segunda gobernación de Alberto Rodríguez Saá.

El número final de inscriptos quedó en 13 mil, y alrededor de 8.500 casas se entregaron durante la gestión de Claudio Poggi. Desafortunadamente, el ritmo de construcción de viviendas disminuyó considerablemente durante esta tercera gobernación de Alberto Rodríguez Saá, por lo que todavía quedan miles de personas en toda la provincia que todavía no han recibido su casa. Alrededor de 1.600 personas fueron incorporadas al súper ambicioso plan de viviendas que el Gobernador anunció en 2017, pero todavía no se ha entregado ni una sola casa perteneciente al mismo. Se sabe que hay 1.200 viviendas en construcción, pero todavía no se conoce si los adjudicatarios van a ser los inscriptos en los planes de 2017 o 2011.

En este contexto, los inscriptos de 2011 volvieron a reclamar ante las oficinas de la Secretaría de Vivienda. “Me inscribí casi recién casada, embarazada de mi hijo que hoy tiene 7 años. Tengo 70 cuotas pagas y me inscribí en el 2011 esperando la casa y cuando asumió nuestro gobernador Alberto las casas no se entregaron. Supuestamente habían quedado listas para ser entregadas, pero no se entregaron. Se publicó el último listado en el 2011, no salimos en ese listado y después nunca más volvimos a tener novedades”, contó Lourdes, una de las mujeres que se manifestó esta mañana.

Obviamente, de los miles de inscriptos que quedaron sin recibir sus casas durante la gestión de Poggi, hay muchas personas que fueron dadas de baja por falta de pago o porque no cumplían con los requisitos. De hecho, unas de las críticas que se hizo en 2018 desde el Gobierno provincial es que durante la gobernación de Poggi “no se depuró el padrón de inscriptos de los planes Progreso y Sueños, sino que directamente se generaron las boletas de pago”. Hoy en día, Lourdes estimó que son unas 150 personas las que están al día con sus cuotas y esperando sus viviendas en San Luis Capital, y alrededor de 135 en Villa Mercedes.

Parte del reclamo de este grupo de personas consiste en tener prioridad cuando se realice la próxima entrega de casas del Gobierno provincial. “Hoy en día hay miles de inscriptos y supuestamente nos encontramos en las mismas condiciones que ellos cuando no debería ser así porque nosotros tenemos 70 cuotas pagas y casi 8 años esperando nuestra vivienda. Y si nos ponemos a ver, las viviendas son muy poquitas como para cubrir y solucionar el problema a todas las familias afectadas”, continuó Lourdes.

“Ya estamos cansados, no podemos alquilar más. Hay mucha gente sin trabajo y no nos dan una solución, porque lamentablemente les van a dar las casas a los que se inscribieron hace 2 años”, señaló otra de las mujeres que participó de la protesta.

Eventualmente, un grupo de los manifestantes de esta mañana fueron recibidos por la secretaria de Vivienda, Ángela Gutiérrez de Gatto. Tras la reunión, una de las mujeres que estuvo presente aseguró que la funcionaria firmó un compromiso, asegurándoles que, siempre y cuando tengan todos sus papeles en orden, tendrán prioridad en la próxima entrega de viviendas, la cual debería realizarse próximamente.

Categorías: Noticias