Poggi anunció que impulsará una serie de reformas constitucionales, incluyendo la eliminación del Senado

El día de hoy, el recién asumido gobernador Claudio Poggi planteó una serie de reformas constitucionales para reducir en gran medida el gasto de la política y eliminar la permanencia de ciertas familias en el poder.

El primer planteo apuntó directamente al Senado provincial, el cual ha sido los últimos meses el escenario de innumerables y vergonzosas sesiones, mostrando, por lejos, lo peor de la política provincial. “Le propongo a esta Asamblea Legislativa algunos disparadores que sirvan como punta de lanza para la discusión y el debate. Estudiemos y analicemos la necesidad de convertir nuestra legislatura, hoy compuesta por dos cámaras, una Cámara de Diputados y una Cámara de Senadores, en un sistema unicameral. 16 de las 24 provincias argentinas conforme a nuestra nación, poseen el sistema unicameral. Si dos de cada tres provincias adoptaron ese sistema, debemos estudiar su efectividad, su razonabilidad y aplicarlo a nuestro orden constitucional. Esto devendría en menores gastos con mejor eficiencia legislativa”, manifestó Poggi.

Cabe recordar que nuestro Senado fue creado en 1987, cuando Adolfo Rodríguez Saá enfrentaba una mayoría opositora en la Cámara de Diputados. Actualmente, el Senado está compuesto por 9 legisladores, a razón de uno por la mayoría de cada departamento provincial, lo que deja sin la más mínima representatividad a las minorías. Por muchísimos años, el Senado fue solo de un color político, lo que siempre fue aprovechado para congelar los proyectos que la oposición lograba aprobar en Diputados, entre otras prácticas antidemocráticas.

“Revisemos y modifiquemos el sistema de periodicidad de los mandatos. ¿Por qué no impulsar una reforma constitucional que establezca que ningún ciudadano puede ejercer como gobernador, intendente, el mismo cargo por más de dos periodos? ¡Ocho años! ¡Ocho años como máximo! Y que no pueda regresar al cargo que ya ejerció. Eso permite renovar la política, oxigenarla, renovar las fuerzas para trabajar por el bien común”, continuó el Gobernador, apuntando a la movida que hizo Alberto Rodríguez Saá para ser gobernador 4 veces, ayudado justamente por el mismo Poggi.

“También esto se debería aplicar para los legisladores provinciales. Y esta reforma también debería incluir algún requisito relacionado con la consanguinidad, porque renovar la política no es tampoco cuando uno termina el mandato que lo suceda la esposa, o el esposo, o el hijo, o la hija, no debe ser así”, continuó Poggi, esta vez apuntando a lo que habitualmente ocurre en las intendencias del interior provincial.

Las propuestas de Poggi no concluyeron allí, sino que también planteó eliminar las elecciones provinciales de medio tiempo, en las que solo elegimos legisladores. “Estamos votando cada dos años en San Luis, en los cargos provinciales. Esto conlleva que año por medio, todas las fuerzas políticas destinemos una porción importante de nuestras energías y recursos para las elecciones, relegando muchas veces la necesidad de la gente, además de complicarle la vida a la gente con una votación cada dos años”, fijo el flamante Primer Mandatario.

Las reformas en materia electoral no terminaron ahí, sino que además sugirió implementar la boleta única de papel o el voto electrónico y eliminar la ley de lemas, lo que le ganó una gran ovación de parte de todos los presentes. “Modifiquemos nuestro sistema electoral. No es compatible con los tiempos que corren las boletas sábana ni la ley de lemas. ¿Recuerdan los cuartos oscuros del pasado 11 de junio? Toneladas de papel apiladas en cientos de mesas, tornaba una odisea para el elector poder encontrar la boleta deseada. Hay caminos para cambiar, boleta única papel, el voto electrónico, cambios que permitan a todos los espacios políticos competir en igualdad de condiciones con más transparencia y con más austeridad”, dijo Poggi.

Otra propuesta fue de la de capitales alternas y anunció que, por lo pronto, volverá a visitar Villa Mercedes los días jueves y recorrerá el interior provincial los viernes.

“Invito también al Poder Judicial a que también trabaje en un proceso de revisión, debe también acompañar este proceso de cambio. La justicia cuando no llega en tiempo y forma, no es justicia. Nunca más funcionarios ingresando a este Poder del Estado sin demostrar las condiciones de idoneidad que requiere el cargo. La falta de idoneidad la termina pagando el ciudadano dos veces”, concluyó Poggi.

Categorías: Noticias