Profesor de equinoterapia se declaró culpable del abuso sexual a 3 alumnas menores

Un profesor de equitación de 56 años acusado de abusar de tres alumnas reconoció los hechos, admitió su autoría y aceptó la calificación legal y la pena propuesta por la Fiscalía.

Lo hizo este jueves en el marco de una audiencia de juicio abreviado donde el fiscal de Juicio N° 2, Fernando Rodríguez, solicitó ante el Colegio de Jueces de la ciudad de San Luis que el imputado Sergio Eduardo Vera sea condenado a siete años de prisión por el delito de abuso sexual simple agravado por la calidad de encargado de la educación o guarda, en concurso real (tres hechos).

La presentación del fiscal para la abreviación de la causa tuvo la anuencia de la defensa del acusado, representada por el defensor oficial de juicio, Esteban Sala; del Defensor de la Niñez, Adolescencia e Incapaces N° 1 Sebastián Privitera y de los progenitores de las víctimas menores de edad.

De homologarse el acuerdo, la condena será de cumplimiento efectivo hasta el agotamiento de la pena. Esto quiere decir que el instructor no podrá acceder a ningún tipo de beneficio, como, por ejemplo, el de las salidas transitorias. El tribunal tiene hasta 10 días hábiles para emitir su veredicto. Mientras tanto el imputado continuará alojado en el Servicio Penitenciario.

Los hechos investigados ocurrieron presuntamente entre octubre de 2021 y marzo de 2022 en una quinta ecuestre ubicada sobre la Avenida del Viento Chorrillero de Juana Koslay. “Aprovechándose de su calidad de profesor y guardador, como así también de la confianza previa que existía con las niñas, le requería a sus alumnas que lo acompañaran al lugar donde guardaban las monturas, y también que ingresaran a una habitación de su casa que se encuentra en el mismo terreno donde funciona la escuela. Allí, en reiteradas oportunidades les realizó tocamientos a las damnificadas en diversas partes del cuerpo, por encima de la ropa. Además, al momento de subirse a los caballos, utilizaba dicha maniobra para tocarles las piernas y sus partes íntimas”, narró el fiscal Rodríguez.

En la denuncia también se detalló que a una de las víctimas el profesor le exhibió con su celular un video de contenido sexual y le preguntó si la niña “sabía de esas cosas”.

El hombre de 56 años llegó a juicio con una acusación de abuso sexual con acceso carnal y dos acusaciones de abuso sexual simple, todo en concurso real y agravadas por la calidad de encargado de la educación o guarda. Por esta calificación enfrentaba un pedido de pena, por parte del Fiscal de Instrucción, de 14 años de prisión.

En la audiencia de este jueves, el fiscal de Juicio explicó que se acreditaron los tocamientos, pero no el acceso carnal por lo que la calificación legal finalmente quedó como abuso sexual simple agravado por la calidad de encargado de la educación o guarda, en concurso real (tres hechos).

Esteban Sala, en ejercicio de la defensa pública del acusado, adhirió a la propuesta del Ministerio Público Fiscal. “Luce razonable y entendemos que es un acuerdo justo. No hay una sola pericia médica agregada a la causa que pruebe el acceso carnal”, dijo el funcionario judicial.

El Defensor de la Niñez, Adolescencia e Incapaces, Sebastián Privitera, habló en representación de las víctimas y dijo que las niñas “no quieren saber nada con el juicio y que todo esto termine rápido. Hablé con sus padres, les expliqué que hubo una variación en la calificación y entendieron las características del juicio abreviado y están de acuerdo”.

El presidente del tribunal, Julio Fernando De Viana, llamó a declarar a las madres de las niñas damnificadas y las tres dieron su conformidad al acuerdo alcanzado entre las partes. “Por lo menos durante siete años esta persona no le va hacer daño a nadie como les hizo a nuestras hijas”, expresó una de las mamás.